Tráfico | T 50° H 100%

Mundo

La CIDH urge garantías para que los medios no sean censurados en América

WUNI News
05/30/2014 6:22 PM
Actualizada: 05/30/2014 9:11 PM

San José, 30 may (EFE).- La relatora especial de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la colombiana Catalina Botero, dijo hoy que es necesario “incorporar garantías” para que los Gobiernos que quieran “castigar” a los medios que los critican no puedan hacerlo.

“Hay que incorporar garantías y salvaguardas para que los Gobiernos no puedan, aunque quieran, castigar a los medios que los critican y premiar a los medios que los aplauden”, declaró Botero a Efe.

Botero participó ayer y hoy en la audiencia pública celebrada en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por la demanda interpuesta contra el Estado de Venezuela a raíz de la negativa a renovar la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV).

Según las conclusiones de la CIDH ante los jueces, en este caso existe una discriminación y una restricción indirecta a la libertad de expresión por razones políticas contra RCTV.

“Los Gobiernos no pueden decir, asignar, revocar o no revocar concesiones, simplemente porque no están de acuerdo con la línea editorial del medio y para eso se requieren una serie de reglas claras”, manifestó Botero a Efe.

La colombiana se refirió a que debe existir un procedimiento establecido en una ley, que haya un debido proceso de adjudicación, transparencia y condiciones de igualdad.

Para la relatora especial, una sentencia de la CorteIDH en el caso de RCTV debería definir estándares en la materia para todos los Estados miembros de la Convención Americana.

“Es verlo como un primer paso sobre la incorporación del derecho internacional de los derechos humanos de ese ámbito de la radiodifusión. Nunca se debe admitir que el Gobierno puede cerrar una televisora porque no le gusta, no importa si es derecha, izquierda, si es una emisora campesina, lo que importa es que las ideas puedan libremente fluir”, aseveró Botero.

La relatora especial manifestó que actualmente existen condiciones “precarias” en la región sobre este tipo de legislaciones, por eso el objetivo es establecer ciertos estándares.

“La libertad de expresión es el derecho a pensar por cuenta propia, eso es lo que nos diferencia de los otros seres vivos. Tenemos derecho a decir, a través del medio que queramos, aquello que pensamos”, manifestó Botero.

Añadió que la libertad de expresión es la “piedra angular” de una sociedad democrática, y mediante la cual se pueden “discutir abiertamente nuestras diferencias”.

Para el presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela, Tinedo Guía, una sentencia beneficiaría a todos los medios de comunicación de la región ya sean impresos, canales televisivos o radios, entre otros.

“Nos ayudará no solo a Venezuela, sino a Colombia, Bolivia, Brasil y Centroamérica. Tenemos que sentar un precedente de respeto al derecho que tiene el ser humano a expresarse, a ser oído y a no ser dominado por una esclavitud que pretende imponer mensajes en un solo sentido”, aseguró Guía a Efe.

El Estado venezolano dijo durante la audiencia que el marco jurídico del país le da la potestad de decidir a discreción sobre el uso de las frecuencias y que la decisión sobre RCTV no fue política sino “técnica”, con el objetivo de utilizar la cobertura para un medio de servicio público que fomente los “valores” de la sociedad.

Este es el último caso que enfrenta Venezuela ante la CorteIDH, pues el año pasado se oficializó su salida del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, al considerar que sus instituciones persiguen a los Gobiernos “progresistas” y están manipuladas por Estados Unidos.