Tráfico | T 60° H 55%

Economía | Latinoamérica

La española Abertis interesada en el puente Río-Niteroi pero carece de información

WUNI News
05/30/2014 3:03 PM
Actualizada: 05/30/2014 2:40 PM

Río de Janeiro, 30 may (EFE).- Arteris, subsidiaria en Brasil del grupo español Abertis, considera interesante la posibilidad de operar el puente de 14 kilómetros entre las ciudades de Río de Janeiro y Niteroi, aunque admite que la falta de informaciones sobre esa concesión no permite adelantar una apuesta.

“Hoy por hoy, con la poca información que existe, es obvio que para un grupo como el nuestro ese activo puede ser interesante, pero tenemos muy poca información para decir si vamos o no vamos a pujar por él”, afirmó David Díaz, consejero delegado de Arteris, en entrevista a Efe.

El dirigente del operador de carreteras líder en Brasil, que participó junto con otros ejecutivos de Abertis de la inauguración en Río de Janeiro de una exposición de Salvador Dalí patrocinada por Arteris, admitió que un puente que tiene un volumen de tráfico tan alto como el Río-Niteroi es atractivo para cualquier operador.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, anunció en enero que su Gobierno subastará este año el derecho a operar ese puente, cuya concesión concluye en 2015 y no será renovada.

El puente prácticamente desemboca en la Autopista Fluminense, una de las principales concesiones de Arteris.

“La concesión del puente vence el próximo año y de momento el Gobierno no ha dado muchas informaciones. Están evaluando por ahora las alternativas, inversiones que pueden ir asociadas a esa concesión. En el momento que salga la licitación, con sus condiciones, la evaluaremos”, afirmó.

Díaz aseguró que para Arteris, como líder del sector e inversor de largo plazo, la prioridad es evaluar concesiones que le permitan seguir creciendo en el país.

“Por eso, cualquier concesión nueva que salga la evaluamos y, si consideramos que es interesante porque el retorno es atractivo y podemos aportar valor, vamos a pujar por ella”, afirmó.

Arteris opera nueve concesiones de carreteras en Brasil con una extensión de 3.226 kilómetros, poco menos de la mitad de los 7.300 kilómetros de carreteras administrados por Abertis en 14 países, incluyendo Chile, Argentina, Colombia, Bolivia, México y Estados Unidos.

Pese a la sed por nuevas carreteras en Brasil, Arteris no se adjudicó ninguna de las concesiones subastadas en el país en los últimos meses y disputó pocas licitaciones.

Díaz admitió que el proceso de reestructuración accionarial hizo con que la empresa se impusiese otras prioridades a corto plazo pero que nuevamente está lista para disputar concesiones.

El grupo Partícipes, del que Abertis tiene un 51 %, adquirió en diciembre de 2012 el 60 % de la OHL Brasil, la concesionaria de carreteras vendida por la también española OHL y que asumió el nombre de Arteris tras pasar a control de Abertis.

El mismo grupo, en el que Abertis tiene como socio al fondo canadiense Brookfield (49 %), lanzó el año pasado una Oferta Pública de Acciones (OPA) sobre el 40 % del restante de Arteris y, tras la conclusión del proceso, pasó a controlar el 69,26 % de la operadora brasileña.

“Después del cambio accionarial, los primeros meses estuvimos muy concentrados en reestructurar el portafolio, en un programa de eficacia y sobretodo en ejecutar el importante programa de inversiones que tenemos en nuestras nueve concesiones, y ese ha sido un poco el foco a corto plazo”, admitió Díaz.

El consejero de Arteris agregó que la empresa tiene previsto invertir cerca de 1.800 millones de reales (unos 820 millones de dólares) este año y mantener ese valor en los próximos años.

“Ese ha sido el mayor foco en los últimos meses. Las nuevas concesiones que han salido las hemos mirado una por una, por algunas realizamos ofertas y en otras vimos que el volumen de inversión era muy elevado y que el encaje estratégico de nuestro portafolio y la capacidad de crear valor no eran tan grandes”, aseguró.

“Pero seguimos con interés de mirar todas las concesiones que se licitarán en Brasil”, concluyó.