Tráfico | T 52° H 97%

Latinoamérica

Líder estudiantil venezolano dice que quemaron las naves y seguirán con las protestas

WUNI News
05/30/2014 6:50 PM

Bogotá, 30 may (EFE).- Roderick Navarro, miembro de la Junta Patriótica Estudiantil y Popular de Venezuela, dijo hoy que los que protestan en las calles han “quemado las naves” y van a seguir hasta que el Gobierno renuncie y se abra “un proceso de transición de unidad nacional para reinstitucionalizar el país”.

En una entrevista con Efe en Bogotá, adonde llegó después de haber participado en un seminario político en Alemania, Navarro aseguró que la “oposición real” es la que busca el cambio y no la que participa en lo que calificó como “un diálogo de ficción” con el Gobierno de Nicolás Maduro.

También destacó que está de acuerdo con las sanciones impuestas por EE.UU. a funcionarios chavistas, porque son “individuales” y no afectan al pueblo de Venezuela y porque son “justas y necesarias”.

La Junta Patriótica Estudiantil y Popular (JPEP), que se encarga de “articular la resistencia a nivel nacional”, según este estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela (UCV) de 26 años, cree en el diálogo y tiene “como un punto de honor no usar armas”.

Sin embargo, el diálogo que defiende es el que debería darse en el marco del proceso de transición que preconizan para el caso de que el gobierno renuncie, en el que, según dijo Navarro, también tendría cabida el chavismo.

Al ser preguntado acerca de si los estudiantes buscan derrocar a Maduro, Navarro, quien fue presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV en 2010, indicó que lo que persiguen no es un magnicidio ni un golpe, como dice el Gobierno, sino su renuncia.

“No estamos en el palacio (de Miraflores) a caerle a los tiros (a Maduro), estamos en las calles cansados de la política de emprobrecimiento a propósito” de Venezuela, señaló.

Navarro, quien reconoció que no ve señales de que el Gobierno tenga “voluntad” de renunciar, aseguró que el movimiento estudiantil va a seguir con las protestas iniciadas el pasado 12 de febrero.

“Decidimos quemar nuestras naves: o ganamos o morimos en el intento”, aseguró.

“Este régimen ha llevado a Venezuela a un deterioro en todos los ordenes, moral y espiritual también”, agregó Navarro, quien solo en una cosa le da la razón al Gobierno: en las protestas hay gente que no son estudiantes.

El activista señaló que los estudiantes son la “punta de lanza” pero hay otros sectores que se les han unido, amas de casa, trabajadores y, sobre todo, gente de escasos recursos, además de personas que son afines al chavismo, porque las penurias que sufren los venezolanos “no distinguen colores políticos”, dijo.

Navarro subrayó que el “mito más grande” que han creado el Gobierno y también la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es que ésta es “una lucha de clase media”.

“Es el más falso de todos los mitos, la gente que más sufre los problemas de Venezuela es la gente pobre y es la que más nos defiende”, dijo.

A Navarro no le parece que la “unidad” sea un fin en si mismo y no piensa que en aras de que no haya diferencias entre las fuerzas opositoras haya que comulgar con cosas como el diálogo que se abrió en abril con el apoyo de la Unasur. “Lo importante no es la unidad sino el país”, destacó.

Sobre las denuncias de planes golpistas y magnicidas que hace el Gobierno, afirmó que a los estudiantes que protestan en las calles les culpan de todo, hasta del desabastecimiento, y que se toman a risa los “argumentos que rayan en el ridículo”.

“Luchamos por el nacimiento de una nueva civilización, por ser el país más libre de América”, dijo Navarro, quien subrayó que no son fascistas ni tampoco violentos, sino “libertarios”.

Sobre las más de 40 muertes, abusos y detenciones -entre los más de 3.000 detenidos ha habido unos 200 menores de edad, aseguró- que han enlutado las protestas, afirmó que es “el régimen el que se ha alzado en armas contra el pueblo”.

“Son ellos los que tienen las armas pero dicen que somos violentos para justificar su fuerza represiva”, agregó.

Para Navarro, la “resistencia”, como él la calificó, no es “solo estar en las protestas”, también es “echar las bases de una corriente política enmarcada en la libertad”.

Navarro, que ha creado un centro de pensamiento político llamado “Venezuela Futura”, del que no descarta que con el tiempo pueda salir una fuerza política, está seguro de que de “esta generación de la libertad” van a salir presidentes, gobernadores y alcaldes.