Tráfico | T 35° H 34%

Latinoamérica

Movimiento indígena colombiano pide votar por el fin de conflicto y la paz duradera

WUNI News
05/30/2014 7:36 PM
Actualizada: 05/30/2014 7:10 PM

Bogotá, 30 may (EFE).- El movimiento indígena colombiano llamó hoy a votar en la segunda vuelta electoral del 15 de junio por la terminación del conflicto armado interno como primer paso para garantizar una paz duradera, y sin mencionar a ningún candidato insistió en “blindar” el proceso de paz con las FARC en La Habana.

En un comunicado, los indígenas de varias organizaciones invitaron a otros miembros de la sociedad civil a formar un Frente Amplio por la Paz de Colombia para “no permitir el regreso de las épocas de intensificación de la violencia insurgente y paramilitar que tanto daño ha causado a los colombianos”.

“Consideramos que es necesario, conveniente y obligatorio culminar el proceso de diálogo y negociación que se lleva a cabo actualmente con las FARC en La Habana, y que los acuerdos logrados sean refrendados mediante procesos democráticos e incluyentes de la sociedad civil”, agregaron.

Los colombianos acudirán el próximo 15 de junio a las urnas en segunda vuelta para elegir al próximo mandatario y tendrán que escoger entre el presidente Juan Manuel Santos y su rival, Óscar Iván Zuluaga, este último apoyado por el exmandatario y senador electo Álvaro Uribe (2002-2010).

Los firmantes del documento son la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC), la Confederación Indígena Tayrona (CIT), las Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia Gobierno Mayor y Autoridades Indígenas de Colombia (AICO).

Esos colectivos pidieron además la apertura de diálogos con la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Hemos planteado de manera categórica que la terminación del conflicto armado no significa la paz de Colombia, pero sí un paso muy importante e imprescindible para avanzar en la construcción de la paz con justicia social y cultural que anhelamos en un escenario de postconflicto”, agregaron en su comunicado.

Además, exigieron “un cese bilateral de hostilidades, el respeto al Derecho Internacional Humanitario, el no reclutamiento de hombres y mujeres, niños, niñas y jóvenes indígenas, así como el desminado humanitario en los territorios” ancestrales.

Según el último censo oficial de 2005, al menos 1,37 millones de colombianos pertenecen a unos 102 pueblos indígenas, lo que representa al 3,4 % de la población del país.