Tráfico | T 51° H 74%

Mundo

El papa acudirá mañana a la cumbre de los carismáticos en el Olímpico de Roma

WUNI News
05/31/2014 5:01 AM

Roma, 31 may (EFE).- El papa Francisco intervendrá mañana en la 37ª Asamblea Nacional de la Renovación Carismática, un movimiento postconciliar de la Iglesia católica, en un acto multitudinario en el estadio olímpico de Roma en el que se esperan unos 52.000 asistentes, según sus organizadores.

Será la primera vez que un pontífice está presente en la cumbre anual de este movimiento, que se celebra habitualmente en la localidad italiana de Rímini.

Los carismáticos abogan por un acercamiento a las comunidades cristianas primitivas y, entre otras características, creen que el poder del Espíritu Santo se puede manifestar a través de fenómenos sobrenaturales como hablar en lenguas, sanaciones milagrosas, profecías y revelaciones.

Su popularidad es creciente, por ejemplo, entre los hispanos de EEUU y sus celebraciones les aproximan a las prácticas de otras corrientes protestantes, con liturgias, bailes y cantos, que, sin embargo, algunos católicos tradicionales no comparten, pero gozan del reconocimiento de la jerarquía.

Bergoglio reconoció el año pasado que a finales de los años 70 e inicios de los 80 “no los podía ver” y dijo en una ocasión que “confunden una celebración litúrgica con una escuela de samba”.

No obstante, Francisco reconoció que después se arrepintió al conocerlos mejor y que el movimiento tiene buenos asesores y ha ido “en buen camino”.

Francisco compartirá un tiempo de oración con unos 52.000 participantes, según las estimaciones de la Renovación Carismática Católica (RCC) en Italia, entre los que se esperan peregrinos de 52 países de los cinco continentes.

El vicegerente de la diócesis de Roma, Filippo Iannone, destacó esta semana en rueda de prensa que los fieles que vienen de otros países y continentes para encontrar al papa y tener una experiencia de catolicidad se comprenderán a pesar de sus diferentes idiomas por”que hablan “la misma lengua de la fe”.

El encuentro comienza mañana y finaliza este lunes con el lema: “¡Convertíos! ¡Creed! ¡Recibid el Espíritu Santo!”.

El programa incluye testimonios, diálogo, oraciones comunitarias, catequesis, cantos corales, bailes, una eucaristía y una exposición del Santísimo.

El presidente de RCC en Italia, Salvatore Martínez, dijo al explicar detalles del evento que cuando se habla de los “carismáticos se piensa siempre en gente extraña, exaltada,fuera del mundo”, si bien añadió que “ven la realidad como hoy Francisco la describe con sus gestos, con su lenguaje y con su cercanía”.

La Renovación Carismática es un movimiento de la Iglesia católica que nació en un retiro de treinta estudiantes y varios profesores de la universidad de Duquesne, en Pensylvania (Estados Unidos) a principios de 1967 y se extendió con rapidez por otras ciudades de ese país americano.

Juan Pablo II lo definió como “una manifestación elocuente de la vitalidad siempre joven de la Iglesia, una expresión vigorosa de lo que el Espíritu está diciendo a las iglesias al final del segundo milenio”.

Considerada como una de las respuestas laicas al Concilio Vaticano II (1962-1965), la Renovación Carismática tiene como ejemplo a las comunidades cristianas primitivas y asegura contar con 71 millones de seguidores en todo el mundo.

“Al no tener un fundador no es un movimiento unificado, con un líder internacional. Podría parecer una debilidad, pero en realidad es su fortaleza”, apuntó Martínez.

Participarán en el evento el cardenal Angelo Comastri, vicario del papa para la Ciudad del Vaticano; el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos; el cardenal Agostino Vallini, vicario del Papa para la diócesis de Roma; y el padre Raniero Cantalamesa, predicador de la Casa Pontificia.

Martínez declaró además que este evento en sí no trae novedades: “La palabra renovación lo dice, se trata de restablecer, redefinir, cuál es la existencia fisiológica de la Iglesia, del Evangelio, de la fe, de nuestras praxis litúrgicas y extra-litúrgicas”.

El asesor de Movilidad y Transportes del ayuntamiento de Roma, Guido Impronta, aseguró que estos días llegarán a Roma unas 35.000 personas, 685 autobuses y otros 105 adaptados a discapacitados.

“Es un esfuerzo importante pero nos gusta porque ésta es también la ciudad del papa y debemos estar a su altura y la de todos aquellos que quieren venir a compartir con él momentos de reflexión y oración”, declaró Impronta.