Tráfico | T 49° H 71%

Automovilismo/Motociclismo

Márquez, Rabat y Rins logran un pleno de entrenamientos español en Mugello

WUNI News
05/31/2014 7:33 AM
Actualizada: 05/31/2014 1:20 PM

Mugello (Italia), 31 may (EFE).- Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), Esteve “Tito” Rabat (Kalex) y Alex Rins (Estrella Galicia 0,0 Honda) en sus respectivas categorías lograron un pleno de mejores resultados de los pilotos españoles en los entrenamientos oficiales para el Gran Premio de Italia de motociclismo que mañana se va a disputar en el circuito de Mugello.

Márquez sumó así su sexta mejor clasificación de entrenamientos de la presente temporada, si bien es la séptima consecutiva tras la que protagonizase el pasado año en la última carrera de la temporada, el Gran Premio de la Comunidad Valenciana.

El campeón del mundo y líder sólido del mundial de MotoGP marcó su mejor tiempo de 1:47.270, que fue definitivo para todos sus rivales, en la tercera vuelta que completó al circuito de Mugello y no le hizo falta más.

No obstante, el líder del equipo Repsol Honda no pudo con el récord de su propio compañero de equipo, Dani Pedrosa, quien el pasado año rodó en 1:47.157 en esta pista.

Tras el piloto de Repsol Honda se clasificó el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici Open), que supo aprovechar a la perfección el rebufo que le brindó sin saberlo su compatriota Valentino Rossi con la Yamaha YZR M 1 para colocarse segundo a 180 milésimas del español y relegando al campeón del mundo de MotoGP en 2010 y 2012, Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), al tercer puesto.

Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), que había sido el más rápido de los últimos entrenamientos libres matinales, se vio relegado a la cuarta posición final, por delante de Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1) que sufrió una caída de la que él mismo se auto inculpó y que le impidió concluir los entrenamientos oficiales en las mejores condiciones posibles.

Más atrás, en la undécima y duodécima plaza acabaron Álvaro Bautista (Honda RC 213 V) y Aleix Espargaró (Forward Yamaha YZR Open), quienes por ese mismo orden se tuvieron que ganar el paso a la segunda clasificación desde la primera.

Como Marc Márquez, el también español Esteve “Tito” Rabat (Kalex) apenas necesitó cuatro vueltas para marcar las referencias a sus rivales en Moto2 y lograr así un mejor tiempo de 1:52.718 y por algo menos de dos décimas de segundo relegar a la segunda plaza al británico Sam Lowes (Speed Up), quien al contrario que el español fue avanzando en la clasificación desde más o menos el ecuador de los mismos hasta el final.

Lowes consiguió su mejor resultado de entrenamientos en Mugello, con un pilotaje sólido y por delante del alemán Sandro Cortese (Kalex), quien supo sobreponerse a la caída que sufrió para lograr la tercera plaza.

En la segunda línea de la formación de salida se clasificaron el alemán Jonas Folger (Kalex) y el suizo Dominique Aegerter (Suter), con el español Luis Salom (Kalex) sexto por delante de Jordi Torres (Suter), que mejoró notablemente con el cambio en su moto al chasis del pasado año.

Maverick Viñales sufrió una caída en los entrenamientos libres y luego, en los oficiales, los problemas técnicos le acabaron relegando a la decimosexta posición, muy lejos de los puestos en los que pretendía acabar el piloto de Roses.

Por último, Alex Rins (Estrella Galicia 0,0 Honda), consiguió el mejor tiempo de Moto3, a pesar de sufrir una caída más o menos en el ecuador de los entrenamientos.

Aunque Rins se fue al suelo con mucho tiempo de entrenamiento por delante, su registro, nuevo récord del circuito (1:56.999), no pudo ser superado por ninguno de sus rivales, ni por él mismo, que pudo regresar a la pista para realizar un par de giros más, si bien en ninguno de ellos se acercó a ese crono.

Junto a Rins en la primera línea acabaron el líder del mundial, el australiano Jack Miller (KTM), además del checo Jakub Kornfeil (KTM), en la segunda se situó Alex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Honda), sexto mejor tiempo, mientras que Juanfran Guevara (Kalex KTM) acabó octavo y Efrén Vázquez (Honda) fue décimo.

Por Juan Antonio Lladós