Tráfico | T 63° H 43%

Mundo

Peter Mutharika jura su cargo como nuevo presidente de Malaui

WUNI News
05/31/2014 2:32 AM
Actualizada: 05/31/2014 7:53 AM

Lilongüe, 31 may (EFE).- El presidente electo de Malaui, Peter Mutharika, juró hoy su cargo como jefe del Estado un día después de que la Comisión Electoral confirmara su victoria en unas elecciones presidenciales controvertidas celebradas el 20 de mayo.

Mutharika, abogado formado en Estados Unidos y hermano del fallecido expresidente del país Bingu wa Mutharika, juró su cargo poco después de que la presidenta saliente, Joyce Banda, reconociera su derrota y felicitara al vencedor, que se impuso con el 36,4 por ciento de los apoyos.

Banda -que había intentado sin éxito impugnar los comicios al denunciar irregularidades en el proceso- no acudió a la ceremonia, pero sí lo hará al acto de toma de posesión de Mutharika, que tendrá lugar el lunes.

La presidenta saliente había emitido la semana pasada al conocerse los primeros resultados provisionales una orden de anular el proceso y celebrar nuevas elecciones, que fue derogada el 25 de mayo al establecer el Tribunal Supremo que Banda no tenía atribuciones para ello.

“Deseo todos los éxitos al presidente y al vicepresidente electos, en el momento en que toman el mando de la nación de Malaui”, dijo hoy en un comunicado Banda, que se mostró esperanzada en que la nueva administración “guíe al país a la prosperidad”.

Sí estuvieron presentes en el acto los diez candidatos derrotados restantes, algunos de los cuales habían pedido un nuevo recuento de los votos que rechazó el Tribunal Supremo al obligar a la Comisión Electoral a hacer públicos ayer los resultados definitivos.

Su presencia y las declaraciones de Banda parecen poner fin a la incertidumbre sobre la estabilidad democrática del país africano, en el que una persona murió durante las manifestaciones de los últimos días para pedir la celebración de nuevas elecciones.

A este clima de distensión contribuyó también el tono empleado por Mutharika en su juramento.

“Quiero agradecer a todos los ciudadanos de Malaui la confianza que han tenido en mí. Hago un llamamiento a los once candidatos a que se unan a mí para reconstruir el país”, declaró el nuevo jefe del Estado de este país azotado por la pobreza y la corrupción.

Mutharika -que se enfrenta a cargos por traición y perjurio por su papel en un supuesto intento de evitar de forma inconstitucional la llegada al poder de la entonces vicepresidenta Banda en 2012, después de la muerte del presidente Bingu wa Mutharika- pidió que se entierre el pasado y se mire al progreso de Malaui.

Pese a que sus representantes acudieron hoy a la ceremonia, el Partido del Congreso de Malaui (PCM) anunció su intención de volver a recurrir ante la Justicia la validez de los resultados oficiales.

Después de casi dos semanas de tensión, el presidente de la Comisión Electoral, Maxon Mbendera, anunció la pasada medianoche la victoria de Mutharika, seguido con un 27 por ciento de los sufragios por Lazarus Chakwera y con un 20 por ciento por Banda.

Saulos Chilima, de 41 años, será el nuevo vicepresidente del país.

Mutharika es el quinto presidente de la historia de Malaui, un antiguo protectorado británico situado en el sureste de África.