Tráfico | T 54° H 93%

Fútbol

Unos documentos prueban sobornos millonarios para comprar el Mundial de Catar

WUNI News
06/01/2014 7:43 AM
Actualizada: 06/01/2014 9:32 AM

Londres, 1 jun (EFE).- El exdirectivo de la FIFA Mohamed ben Hammam efectuó pagos por unos 5 millones de dólares (3,7 millones de euros) a responsables de fútbol africanos para comprar el Mundial de 2022 para Catar, según revelan documentos difundidos hoy por “The Sunday Times”.

De acuerdo con el periódico, que en las próximas semanas detallará su investigación, existen miles de facturas, faxes y correos electrónicos que demuestran intercambios entre Ben Hammam y directivos africanos que, aunque no tenían voto, podían influir en el resultado.

Ben Hammam, expresidente de la Comisión Asiática de Fútbol entre 2002 y 2011 y posteriormente apartado del fútbol entre acusaciones de corrupción, orquestó “una campaña encubierta” de sobornos y agasajos para recabar apoyo a la candidatura de su país, explica el periódico.

Ben Hammam, de origen catarí, desembolsó esos cerca de cinco millones de dólares con el objetivo de buscar apoyos para la candidatura de Catar e influir en miembros clave del comité formado por 24 miembros.

“The Sunday Times” señala que los archivos, obtenidos tras analizar una base de datos electrónica, prueban la existencia de diez fondos controlados por Kemco, la empresa de construcción del millonario catarí, desde los que se hicieron multitud de pagos, así como transacciones en metálico por hasta 200.000 dólares a cuentas de los presidentes de 30 asociaciones de fútbol africanas.

El exdirectivo de la FIFA también organizó banquetes y recepciones para agasajar a esos directivos, entre los que repartió hasta 400.000 dólares en metálico, y a su vez estos se comprometieron en correos electrónicos a hacer campaña para defender la causa de Catar.

Según el “Times”, Ben Hammam pagó además más de 1,6 millones de dólares meses antes del voto clave a cuentas bancarias controladas por el exdirectivo de la FIFA Jack Warner, que era miembro del comité por Trinidad y Tobago.

También abonó facturas legales y de detectives al miembro del comité de la FIFA por Oceanía, Reynald Temarii, para que luchara contra su suspensión tras ser acusado de corrupción.

Ello evitó que Temarii fuera reemplazado a tiempo por otro candidato que hubiese votado a favor de Australia, explica el mencionado periódico.

Entre otros, se documentan pagos de 800.000 dólares a la Federación de Costa de Marfil, cuyo miembro del comité Jacques Anouma se comprometió a “impulsar con fuerza la candidatura de Catar”, señala “The Sunday Times”.

Las revelaciones sobre este complejo entramado se conocen justo el día antes de que el investigador de la FIFA Michael García se reúna en Omán con el comité organizador de Doha a fin de abordar sospechas de corrupción en las designaciones para el Mundial 2022 y 2018.

No obstante, añade el rotativo, no está previsto que García se reúna con Ben Hammam, pues éste nunca formó parte formalmente del comité organizador y sus componentes sostienen que actúa por su cuenta.

El comité catarí se distanció públicamente de Ben Hammam cuando fue apartado en 2011 tras ser acusado de pagar sobornos para ser elegido presidente de la FIFA, una sanción que luego recurrió.

Según el dominical británico, los documentos a los que ha tenido acceso prueban sin embargo que Ben Hammam estaba en contacto directo con los organizadores de la candidatura de Catar.