Tráfico | T 52° H 100%

Nacionales

Paulina Rubio logra un acuerdo y evita el juicio por incumplimiento de contrato

WUNI News
06/02/2014 3:50 PM
Actualizada: 06/02/2014 3:26 PM

Miami (EE.UU.), 2 jun (EFE).- El juicio contra la mexicana Paulina Rubio por incumplimiento de un contrato en Colombia, que iba a celebrarse hoy, no tendrá lugar, pues la artista alcanzó un “acuerdo amigable” con los demandantes, señaló a Efe el letrado de la cantante.

Ambas partes hemos llegado a un “acuerdo amigable” y no se irá a juicio, confirmó a Efe Rey Dorta, abogado de Rubio, quien declinó revelar los “términos del acuerdo”, porque son “confidenciales”.

El acuerdo de avenencia entre las dos partes fue alcanzado y presentado ante la jueza encargada del caso, Abby Cynamon, y ha tenido lugar tras un proceso judicial de más de tres años y varios aplazamientos.

En una breve audiencia, a la que no acudió Rubio, los abogados de los demandantes y la defensa de la intérprete de “Boys will be boys” comunicaron a la jueza que habían alcanzado un “arreglo”.

El siguiente paso, explicó Dorta, consiste en “llenar los formularios oficiales y presentarlos para que se archiven en la Corte, con la indicación por las dos partes de que el caso está cerrado y la demanda retirada”, precisó.

Los documentos se presentarán probablemente la semana próxima, señaló una fuente judicial.

Rubio afrontaba una demanda de cerca de un millón de dólares (729.852 euros) interpuesta en noviembre de 2010 por CMG Entertainment, con sede en Miami, el Fondo Mixto de Cultura de Boyacá (Colombia) y la corporación cultural Viva La Música, por presunto incumplimiento de contrato, al no actuar en un concierto en la ciudad colombiana de Tunja (centro) en aquel año.

La “Chica dorada” de la música pop siempre había defendido que no pudo presentarse en el concierto por problemas surgidos con el transporte aéreo a Tunja y las malas condiciones meteorológicas, y en ningún caso por un fallo suyo.

Los demandantes argumentaban, por su parte, que la cantante mexicana debía volar de Medellín a Bogotá, y desde allí recorrer unos 130 kilómetros en automóvil hasta Tunja, ya que la ciudad no cuenta con aeropuerto para vuelos comerciales.

Rubio exigió un avión privado para evitar el viaje en automóvil y a pesar de que el contrato no lo establecía, CMG Entertainment fletó un avión privado que la artista pagó por aproximadamente 6.000 dólares (4.379 euros), según un documento judicial al que tuvo acceso Efe.

El piloto esperó a Rubio durante “más de cinco horas” y cuando la cantante llegó ya no se podía volar a esa hora a Tunja por restricciones sobre una parte del espacio aéreo, según los alegatos de los demandantes.

Etiquetas