Tráfico | T 26° H 48%

Ciencia y Tecnología | puerto rico hoy

Puertorriqueños protestan por la tala de árboles para construir una tienda Walgreens

WUNI News
06/02/2014 6:21 PM
Actualizada: 06/02/2014 7:22 PM

San Juan, 2 jun (EFE).- La sociedad puertorriqueña se ha puesto en pie de guerra ante la tala de árboles iniciada para construir un Walgreens en el sur de la isla, en la que ya se registra la mayor concentración mundial de tiendas de esa cadena.

Las alarmas se dispararon en la madrugada del pasado sábado, cuando vecinos del bosque urbano El Samán de la ciudad de Ponce, la segunda mayor de Puerto Rico, avistó a unos trabajadores talando varios árboles.

Estos alertaron al Comité Amigos de los Árboles (Coamar), quienes llegaron al lugar, paralizaron la tala y montaron un campamento para tratar de evitar que se reanudaran unos trabajos que parte del vecindario temía que comenzara desde hace años.

En 2001 los responsables de la tienda Lorraine, que lleva más de treinta años abierta junto a esa superficie y cuenta con cerca de noventa empleados, ya impugnaron los permisos de la tala de árboles donde pretendía levantar lo que podría ser el octavo establecimiento de Walgreens de Ponce.

Walgreens cuenta con 118 establecimientos en la isla, 45 más que en Oregón, por ejemplo, pese a que este estado es casi 28 veces más grande y ambos tienen poblaciones similares.

Según un informe difundido el mes pasado por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) de Puerto Rico, esta isla es el lugar de EE.UU. y del resto del mundo en el que se encuentra una mayor concentración de establecimientos de las cadenas estadounidenses Walgreens y Walmart.

La expansión de estas cadenas se ha dado “aun cuando el Gobierno cuenta con una Oficina de Asuntos Monopolísticos, una dependencia adscrita al Departamento de Justicia que hasta el momento no ha logrado controlar el crecimiento de Walgreens desde que llegó a la Isla en 1962″, apunta el informe.

Rolando Emmanuelli Jiménez, abogado de Lorraine, defendió hoy a Efe que Walgreens “no tiene ningún tipo de permiso” para la poda de los árboles, los cuales empezaron a ser cortados durante el fin de semana por las empresas locales Lawn Pro y Coquí Lawn Service.

“Estas compañías se meten como ladrones en la noche y empiezan a cortar ‘a la cañona’ (a la fuerza). El Municipio de Ponce sabe que ellos no tienen los permisos para cortar”, abundó Emmanuelli Jiménez.

La representante legal del Municipio de Ponce, Carmen Edith Torres, explicó a Efe que originalmente la Oficina de Permisos y Uso de Terrenos de la ciudad revocó los permisos a Walgreens para la poda de los árboles, debido a que no habían sometido toda la documentación necesaria.

En abril de este año la Junta Revisora de la Oficina de Permisos y Uso de Terrenos de Ponce actualizó la autorización. Coamar pidió una reconsideración, pero ésta fue denegada el pasado miércoles.

Torres criticó que se iniciara la poda de forma “apresurada”, ya que la decisión se puede recurrir a otras instancias judiciales.

“No tengo facultad para decir si es ilegal o no. La decisión se está examinando y si se pide que se haga una responsabilidad contra Walgreens, así se hará”, apuntó.

Emmanuelli Jiménez señaló más categóricamente que el permiso que Walgreens dice tener “no es final ni firme”, ya que cualquier parte opositora tiene derecho a apelar al Tribunal de Apelaciones y al Supremo.

Además, en el caso de que esos tribunales rechacen las apelaciones, habría que celebrar una vista pública ante el Municipio de Ponce.

Ante las protestas de los vecinos y de asociaciones protectoras del medioambiente, la Comisión de Recursos Naturales y Asuntos Ambientales de la Cámara de Representantes de la isla celebrará este jueves una vista pública en la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, en Ponce.

La Comisión, dirigida por César Hernández Alfonzo, invitó hoy a esa vista a los vecinos, a Coamar, al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico, a la Oficina General de Permisos de Ponce y a Yolanda Benítez, abogada de Walgreens.

“Lo que queremos saber es por qué ocurrió la mutilación de los árboles, el proceso que se utilizó y si verdaderamente la empresa tenía los permisos para llevar a cabo la tala”, enfatizó a Efe Hernández Alfonzo, del gobernante Partido Popular Democrático y quien también preside la Comisión de Agricultura de la Cámara.

El legislador además se mostró preocupado por el hecho de que se vaya a construir en ese área, que tiene drenajes fluviales, por lo que correría un alto riesgo de inundaciones.