Tráfico | T 50° H 83%

Latinoamérica

Resultados inesperados de las primarias en Uruguay desorientan a los partidos

WUNI News
06/02/2014 11:32 AM
Actualizada: 06/02/2014 6:00 PM

Montevideo, 2 jun (EFE).- Los resultados de las primarias del domingo en Uruguay, en las que de forma inesperada Luis Lacalle Pou fue elegido candidato presidencial del opositor Partido Nacional, desorientaron a todos los partidos políticos del país, en los que también hubo notables cambios en la correlación de fuerzas internas.

Pese a que el escrutinio se realizó hoy lentamente debido a problemas informáticos que obligaron luego a suspender el recuento de votos hasta el martes, con el 74,8 % de ellos ya analizados se revelan ya importantes transformaciones internas que pueden desmontar algunos planes para los comicios generales de octubre.

Esos cambios afectaron no solo al Partido Nacional o Blanco (PN), donde se produjo una gran sorpresa con la victoria de Lacalle Pou, sino también al oficialista Frente Amplio (FA) y al Partido Colorado (PC, opositor), pese a que estos cumplieron con las expectativas y tuvieron como vencedores respectivos a los esperados Tabaré Vázquez y Pedro Bordaberry.

La irrupción de Lacalle y el éxito de su campaña quebró los planes trazados por los rivales del PN, que habían dado por hecho que Jorge Larrañaga sería el candidato presidencial de los “blancos” y habían dirigido contra él todos sus dardos.

Para el diario El Observador, el triunfo de Lacalle, de 40 años y de carácter renovador en un partido de tradición conservadora, puede poner en evidencia para el oficialismo un posible desgaste de la imagen de su candidato, Tabaré Vázquez, de 74 años.

Mientras para Bordaberry, cuyo principal objetivo es convertirse en la segunda fuerza política y superar al PN, esta victoria significa que peleará contra un rival “blanco” con una propuesta parecida y que tendrá que ir a buscar votos a la casa de su rival entre los que apoyaron a Larrañaga.

En esta búsqueda de votos de centro, Lacalle parece haber empezado con antelación, ya que mientras sus rivales se cruzaban acusaciones entre sí, él, como señaló anoche al asumir la victoria, aprovechó para posicionarse como un “líder para todos los uruguayos”.

Según analizó a la televisión el director de la empresa Cifra de análisis político, Luis Eduardo González, esta situación hace que lo que antes parecía encaminado a un seguro triunfo presidencial de Vázquez en segunda vuelta, quede completamente abierta hoy en día.

“Hasta el día de hoy (Vázquez) sigue siendo el favorito. Pero las encuestas muestran los resultados de ayer. Pero con estos resultados a la vista, no estoy seguro de lo que va a decir la opinión mañana. En todo caso, si ya era claro, ahora es razonablemente claro: mayorías parlamentarias no habrá para nadie”, dijo el analista.

El nuevo líder nacionalista, eso sí, tendrá primero que recomponer la interna de su partido y buscar la unidad con los seguidores de Larrañaga, a los que ya ofreció el puesto de vicepresidente en la fórmula electoral del mes de octubre.

Los resultados de las primarias también revelaron cambios en la distribución de poder interna en todos los grupos, fundamentalmente en el oficialista Frente Amplio.

Allí, la corriente liderada por Raúl Sendic, expresidente de la petrolera estatal ANCAP, se convirtió en la más votada con diferencia, arrasando en su primera comparecencia ante las urnas a sectores como el del presidente José Mujica o el del vicepresidente Danilo Astori, al que duplicó en votos.

Hoy mismo los seguidores de Sendic, de 52 años, lo postularon como vicepresidente en la fórmula de Vázquez, quien sin embargo ya anunció que será el personalmente el que decida quien será su compañero.

Ni siquiera la victoria de Bordaberry entre los colorados quedó libre de polvo y paja, ya que su rival en las internas José Amorín recibió casi el 30 % de los sufragios, mucho más de lo esperado, y quedó en posición de negociar quien será el candidato del PC a vicepresidente.