Tráfico | T 39° H 93%

Clima

Depresión tropical deja ya 91.500 afectados en Guatemala

WUNI News
06/03/2014 1:24 PM
Actualizada: 06/03/2014 2:20 PM

Guatemala 3 jun (EFE).- Una depresión tropical formada ayer lunes en el Pacífico frente a Guatemala genera lluvias de moderadas a fuertes en buena parte del país y ha dejado ya unas 91.500 personas afectadas, informaron hoy fuentes oficiales.

Un boletín emitido a las 8.00 hora local (14.00 GMT) por el servicios meteorológico guatemalteco señala que el fenómeno se encuentra casi estacionario a unos 200 kilómetros al suroeste de Tecún Umán, en el departamento suroccidental de San Marcos.

Las lluvias de moderadas a fuertes continúan en los departamentos fronterizos con México, aunque en todo el territorio guatemalteco existen condiciones de inestabilidad y fuerte ingreso de humedad, precisó el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

El organismo no descarta que la depresión tropical, bautizada como 2-E, pueda fortalecerse en las próximas horas y se convierta en la tormenta tropical Boris.

Por su parte, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dijo este martes en un comunicado que el fenómeno ha dejado en todo el país al menos 91.500 afectados, 11 viviendas con daños severos y 13 tramos carreteros con deslizamientos.

Las clases continúan suspendidas en los 9 de los 22 departamentos guatemaltecos (Huehuetenango, San Marcos, Sololá, Totonicapán, Alta Verapaz, Izabal, Quetzaltenango, Suchitepéquez y Retalhuleu), los más afectados por el fenómeno natural según las autoridades.

La Conred informó que habilitaron dos alberguen en Santo Domingo Suchitepéquez, en la costa sur del país, y en San Pedro Ayampuc, al norte de la capital.

La institución mantiene activadas alertas preventivas y asegura que está preparada para atender cualquier emergencia y que se encuentran distribuidas en todo el territorio 80 toneladas de asistencia humanitaria por cualquier eventualidad.

La depresión tropical formada ayer no ha causado víctimas.

El pasado fin de semana fuertes precipitaciones provocaron un alud en una comunidad del departamento noroccidental de Huehuetenango que causó 5 muertos y 7 heridos.