Tráfico | T 35° H 50%

Nacionales

La reina Sofía recuerda a las niñas raptadas en Nigeria y pide la protección de los menores

WUNI News
06/03/2014 1:43 PM
Actualizada: 06/03/2014 6:41 PM

Naciones Unidas, 3 jun (EFE).- La reina Sofía de España recordó hoy en un discurso pronunciado en la sede de la ONU la situación de las niñas secuestradas en Nigeria y defendió la necesidad de hacer más para garantizar la protección de los derechos de los niños en todo el mundo.

La reina, que hoy inició una visita de dos días a Naciones Unidas y Nueva York, intervino en la sesión anual de la Junta Ejecutiva de UNICEF, su primera aparición en público desde el anuncio de la abdicación del rey Juan Carlos.

“Hoy tenemos en nuestro pensamiento a los niños y niñas de África. Deseo, en particular, dedicar unas palabras de emocionado recuerdo a las niñas secuestradas en Nigeria. Quiero decir a sus padres que sus hijas son nuestras hijas, su dolor es nuestro dolor y su esperanza es la nuestra”, dijo Sofía.

El grupo terrorista nigeriano Boko Haram mantiene secuestradas desde el pasado 14 de abril a más de doscientas niñas raptadas en una escuela de la localidad de Chibok, a las que amenazó con vender si las autoridades no excarcelaban a miembros de la banda.

La reina subrayó que, “a pesar de los esfuerzos realizados durante décadas, el derecho a la educación de la infancia no está aún plenamente garantizado en muchas partes del mundo”.

“Dos obstáculos, sobre todo, se interponen en ello: el trabajo infantil y los conflictos donde los niños son forzados a participar, a veces empuñando las armas. Se trata de una realidad inaceptable que no podemos permitir”, señaló doña Sofía.

Por ello, expresó el apoyo de España a la campaña “Niños, No Soldados” que ha puesto en marcha la ONU.

“Hace veinticinco años nació la primera generación infantil protegida por la Convención de los Derechos del Niño. Sin embargo, queda todavía mucho por hacer para conseguir que esa protección sea verdaderamente completa y efectiva”, subrayó doña Sofía.

Así, pidió que los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible actualmente en discusión “incluyan de forma prioritaria y efectiva los derechos de los niños”.

En el caso concreto de África, la reina señaló que el “notable desarrollo económico” logrado en los últimos lustros en varios países del continente “debería haberse traducido ya en un progreso compartido por toda la sociedad”.

En ese contexto, consideró que “el papel de las mujeres es esencial para poder garantizar la conquista de las mayores cotas de prosperidad para todos”.

“Y el mejor camino para alcanzar este objetivo es el pleno reconocimiento y participación de la mujer en todos los proyectos políticos, sociales y económicos de la comunidad en la que vive”, añadió.

Doña Sofía expresó su total respaldo a la labor de UNICEF y aseguró que España “se enorgullece de ser uno de los más firmes apoyos y principales donantes” de la organización, que en 2006 fue reconocida con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

“La sociedad española ha venido demostrando su compromiso y solidaridad con la infancia en todo el mundo, y ha sido particularmente activa durante las crisis que han afectado a la población infantil en distintos países, como Haití, Filipinas y otros estados de Oriente Medio y África”, destacó la reina.

El presidente de la Junta Ejecutiva de UNICEF, el embajador keniano Macharia Kamau, agradeció a la reina su presencia y su compromiso con la organización, de la que doña Sofía es presidenta de honor de su Comité España desde 1971.

En la reunión estuvo también presente la ministra española de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, junto a media docena de ministros de otros países.

El acto de UNICEF fue el primero de la visita que hoy y mañana efectúa la reina a la sede de la ONU y a Nueva York.

En la ONU, doña Sofía tiene previsto reunirse hoy con el secretario general, Ban Ki-moon, y ofrecerá un almuerzo a las embajadoras en el organismo, al que han sido invitadas las 31 diplomáticas con ese rango y que tendrá lugar en la residencia del representante permanente de España, Román Oyarzun.

Etiquetas