Tráfico | T 88° H 55%

Tenis

Muguruza y Suárez se estrellan al borde de las semifinales de Roland Garros

WUNI News
06/03/2014 1:12 PM
Actualizada: 06/03/2014 3:01 PM

París, 3 jun (EFE).- La hispano-venezolana Garbiñe Muguruza y la canaria Carla Suárez acariciaron hoy las semifinales de Roland Garros antes de caer eliminadas en cuartos, respectivamente, contra la rusa Maria Sharapova, campeona en 2012, y la canadiense Eugenie Bouchard, decimosexta del mundo.

“Es duro, pero en el fondo estoy contenta (…) porque he visto que a las buenas de verdad le planto cara”, resumió Muguruza, de 20 años, que estuvo a un solo juego de doblegar a la rusa, pero se dejó remontar y terminó perdiendo por 1-6, 7-5 y 6-1.

La hispano-venezolana, que dio la sorpresa en este torneo al derrotar a la todopoderosa Serena Williams en segunda ronda con un doble 6-2, arrancó como una exhalación, reconoció Sharapova, firme desde el fondo de la pista, sólida en el servicio y subiendo a la red a buscar los puntos.

Y mantuvo el tipo en el segundo set, donde llegó a ponerse 5-4 a base de golpes planos y duros, estilo moscovita, pero terminó concediendo el set (7-5), el primero que perdía en todo el torneo.

En la tercera y definitiva, Sharapova elevó el nivel de forma que parecía que “estaba en la autopista”, resumió la de Caracas, de madre venezolana y padre vasco, que cree que lo que necesita es “mejorar la mentalidad en los momentos clave”, y “jugar más valiente”, si vuelve a tener a tener en el patíbulo a una gran raqueta en una ronda con jerarquía en un Grand Slam.

Lo dice después de haberse convertido en una de las grandes revelaciones del torneo, su mejor “grande”, donde llegó con un discreto puesto 35 en el ránking de la WTA e hizo saltar todas las alarmas al eliminar en segunda ronda a la número uno del mundo, la estadounidense Serena Williams, con un doble 6-2.

“Ha sido un gran partido. Tiene mucho potencial, con el nivel que ha jugado este torneo. El éxito no llega en un día, es un gran proceso, pero está jugando mucho mejor que el año pasado”, dijo Sharapova, que sabe lo que es ganar los cuatro Grand Slam.

Suárez, por su parte, también dejó escapar un partido en el que tuvo opciones de ganar todos los sets. Tuvo 5-2 y servicio en el primero, cuando desperdició incluso una bola para anotárselo. Ganó el segundo y en el tercero fue dominando 4-1.

Pero no aprovechó las oportunidades y cayó derrotada ante una tenista de 20 años y una larga carrera por delante, más propicia a las superficies duras pero que ha demostrado una gran capacidad de adaptación también a la tierra batida.

“En una situación así no me había encontrado nunca. Son partidos que te hacen madurar, ver las cosas diferentes. Es un partido del que vamos a aprender muchísimo”, comentó en la sala de prensa la tenista canaria.

Suárez lamentó haber perdido intensidad y acongojarse en la tercera manga.

“Ella comenzó regalándome puntos pero luego mejoro y yo fue encogiéndome y me fui atrás (…). Debí jugar más valiente en el tercer set”, analizó.

Bouchard se medirá ahora contra Sharapova, su verdugo el año pasado en la segunda ronda de Roland Garros y también en el torneo de Miami, sin que en ninguno de los dos casos lograra ganar un set.

Pero desde entonces la progresión de la canadiense ha sido espectacular, e, incluso, ha sumado el primer título de su carrera en Nuremberg.

Con la derrota de Muguruza y Suárez se esfuman además las opciones de clasificar a dos españolas en semifinales de Roland Garros, algo que no ocurre desde el año 2000, con Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez.

A pesar del jarro de agua fría de hoy, Muguruza seguirá disputando el cuadro de dobles donde, acompañada por Suárez, buscará la semifinal contra las cuartas favoritas, la checa Kveta Peschke y la eslovena Katarina Srebotnik.