Tráfico | T 73° H 87%

Automovilismo/Motociclismo

Un antiguo médico de la FIA se muestra pesimista sobre Schumacher

WUNI News
06/03/2014 7:22 AM
Actualizada: 06/03/2014 9:01 AM

París, 3 jun (EFE).- El antiguo delegado médico de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), el estadounidense Gary Harstein, se muestra pesimista sobre las posibilidades de recuperación de Michael Schumacher, hospitalizado en coma en Francia desde finales de diciembre.

En su blog, Harstein reconoce no tener información directa del estado de Schumacher, pero insiste en que si hubiera buenas noticias, el entorno del campeón de Fórmula Uno lo habría anunciado.

“Mi temor (y mi casi total certidumbre) es que no tendremos ninguna buena noticia sobre Michael”, concluye el facultativo.

Basándose en estadísticas médicas, explica que después de haber estado seis meses en coma, hay dudas de una mejora del estado de salud ya que, una vez pasado ese tiempo, sólo “una pequeña fracción de los pacientes en estado vegetativo logran recuperar la consciencia”.

A ese respecto, recuerda que “básicamente nadie en un estado vegetativo persistente durante un año recuperará la conciencia”.

A su juicio hay dos alternativas, el mantenimiento del estado vegetativo o la muerte.

Su esperanza es que el exdeportista esté actualmente en una situación de consciencia mínima con alguna interacción con su entorno, lo que significaría que subsisten posibilidades de mejora en los próximos meses o años.

Pero puntualiza que haría falta un milagro para que Schumacher pudiera recuperar un mínimo de autonomía porque “desgraciadamente, pocos pacientes” pueden hablar, caminar o vestirse solos tras seis mees en la situación del piloto.

El pasado mes de marzo, la familia salió al paso de los rumores de que Schumacher, hospitalizado en Grenoble desde el 29 de diciembre por el accidente de esquí que sufrió en los Alpes franceses, se encontraba en estado desesperado y afirmó que había “pequeños signos esperanzadores”, aunque insistió en que hace falta “ser pacientes” porque “se lesionó de forma muy grave”.

“Seguimos confiados en que Michael va a salir adelante y va a despertarse”, reiteró entonces la portavoz de Schumacher.