Tráfico | T 52° H 94%

Economía | Espectáculos | Latinoamérica

El peruano Ampuero explora la “ferocidad humana” en su nueva novela corta

WUNI News
06/04/2014 5:21 PM

Lima, 4 jun (EFE).- El escritor peruano Fernando Ampuero explora en su última novela corta, “Loreto”, la “ferocidad humana” a partir del drama de una historia de amor que se desarrolla en una de las calles más violentas de Lima.

Ampuero, nacido en 1949 en la capital peruana, declaró a Efe que su novela, que ha sido publicada por el sello español Planeta, relata “lo que se vive en las calles y (se) ve en los periódicos todos los días”.

Para contar esta historia, el autor de otras novelas cortas como “Caramelo verde” (1992), “Puta linda” (2006) y “Hasta que me orinen los perros” (2008), indicó que se inspiró en la violencia del barrio marginal de Loreto, en el puerto limeño del Callao.

“La novela se centra en el drama de supervivencia de una ciudad de diez millones de personas como Lima, que goza de prosperidad económica y de un significante aumento de la delincuencia”, explicó.

“Loreto” relata una historia de amor entre dos adolescentes que han crecido en medio de la violencia y deben de asumir los códigos de ese barrio como parte de sus identidades para sobrevivir en uno de las zonas más violentas del Callao, el puerto más importante de Perú.

Ampuero explicó que la historia es el pretexto para cuestionar “¿qué es lo bueno y lo malo?, ¿por qué las personas que viven en ese barrio ya no distinguen la diferencia entre esos dos conceptos? y ¿por qué muchas veces tienes que aprender de lo malo para sobrevivir en este tipo de barrios?”.

“La gente que nace en estos barrios a veces se tiene que inclinar hacia lo malo para no morir de un balazo en el menor descuido y eso también dice algo del contexto”, acotó.

Para el también cronista, esta es una novela de “aprendizaje en negativo” porque “hay que aprender muchos secretos del lado malo de la vida para sobrevivir” y “es una historia de épica trasnochada porque pone en tela de juicio el heroísmo en un territorio marginal dentro de la ciudad”.

En medio del avance de la inseguridad ciudadana, que para los peruanos es el principal problema que afronta el país, según destacan todas las encuestas, Ampuero remarcó que en Lima se está viviendo la herencia de los años de la violencia del terrorismo “y ya no en zonas alejadas sino en barrios que están dentro de la misma ciudad”.

En ese sentido, el autor consideró que “Loreto” era un título atractivo para “una novela negra y realista” porque “alude a la jungla”, en referencia a la región selvática peruana del mismo nombre, y en el caso de Lima se trata de “un barrio salvaje en medio de la ciudad, que tiene sus propias leyes”.

Al referirse a su predilección por escribir novelas cortas, Ampuero dijo que estas “funcionan como una esfera y se hacen más perdurables como idea”, además de “ir de frente” al asunto.

“Yo creo que una de las ventajas de la ‘nouvelle’ es que te agarra del cuello y no te suelta hasta el final de la historia”, enfatizó.

Aunque confesó que le gusta leer novelas largas, agregó que como narrador prefiere escribirlas cortas porque “son más compactas y completas”.

“Es cierto que sacrificas situaciones y personajes secundarios, pero ganas en intensidad y ritmo narrativo e intención dramática”, concluyó.

Ampuero también ha publicado los libros de cuentos “Paren el mundo que acá me bajo” (1972), “Deliremos juntos” (1975), “Mujeres difíciles, hombres benditos” (2005) y “Cuentos” (2013), así como los libros de crónicas “Gato encerrado” (1987), “El enano, historia de una enemistad” (2001) y el poemario “40 poemas” (2010).