Tráfico | T 28° H 70%

Economía | Nacionales

GM dará mañana detalles sobre la investigación del mortal defecto de ignición

WUNI News
06/04/2014 1:21 PM
Actualizada: 06/04/2014 1:49 PM

Washington, 4 jun (EFE).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, comparecerá mañana ante los medios de comunicación para explicar las acciones de la empresa en relación con un defecto en el sistema de ignición que afecta a millones de vehículos.

El fabricante de automóviles dijo hoy que Barra dará información sobre la llamada a revisión de 2,6 millones de vehículos durante conferencia de prensa durante la que también ofrecerá información sobre la marcha de la compañía.

GM tiene previsto dar a conocer los resultados de la investigación interna que ha realizado en las últimas semanas para determinar las razones por las que retrasó durante años la llamada a revisión de los vehículos defectuosos.

GM ha reconocido que el defecto ha causado al menos 47 accidentes y 13 muertes en Norteamérica aunque otras organizaciones ha elevado la cifra hasta más de 300 fallecidos.

A finales de mayo, la Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) dijo que el número de muertes a consecuencia del defecto del sistema de ignición “probablemente” superará las 13 reconocidas por el fabricante.

El defecto apaga el motor de los 2,6 millones de vehículos afectados de forma involuntaria e imprevista cuando el automóvil está en funcionamiento, desconectando el sistema de airbag.

El pasado 16 de mayo, el Departamento de Transporte de Estados Unidos impuso a GM la mayor multa civil en la historia del automóvil en el país, 35 millones de dólares, por “infringir la ley” y retrasar durante años la llamada a revisión de millones de vehículos defectuosos.

Tras llamar a revisión en febrero de este año 2,6 millones de vehículos para reparar el defecto del sistema de ignición, en su mayoría en Estados Unidos y Canadá, el Gobierno estadounidense y el Congreso iniciaron investigaciones para determinar las acciones de la empresa.

GM también encargó a una firma de abogados una auditoría de las acciones de sus empleados y ha procedido a una reorganización de su estructura ejecutiva para evitar que se produzcan retrasos en nuevas llamadas a revisión.

Documentos revelados tras la llamada a revisión parecen indicar que GM conocía la existencia del defecto desde 2001.

GM se enfrenta también a decenas de demandas de propietarios de vehículos defectuosos que estiman que han perdido dinero por el problema.

A pesar de los problemas de imagen que la llamada a revisión ha causado a GM, sus ventas no parecen estar sufriendo las consecuencias.

Ayer GM dijo que sus ventas en mayo sumaron 284.694 vehículos, un 13 % más que hace un año.