Tráfico | T 42° H 79%

Mundo

Piden diez años de cárcel para los exjefes de seguridad de Portillo en Guatemala

WUNI News
06/04/2014 9:21 PM

Guatemala, 4 jun (EFE).- La Fiscalía solicitó hoy diez años de prisión para dos exjefes de seguridad del expresidente guatemalteco Alfonso Portillo (2000-2004) acusados de una millonaria malversación de fondos públicos, informó una fuente oficial.

La solicitud de la Fiscalía se realizó en la fase de conclusiones del juicio contra los militares retirados Jacobo Esdras Salán y Napoleón Rojas, de acuerdo con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), que participa en el juicio como parte acusadora junto al Ministerio Público (MP).

Salán y Rojas están acusados de transportar, en marzo de 2001, 3,8 millones de dólares presuntamente sustraídos del Ministerio de Defensa Nacional, según la Cicig, organismo dependiente de la ONU.

El MP y la Cicig le solicitaron al Tribunal Segundo de Sentencia Penal una pena de cárcel de diez años y tres mil dólares de multa para los dos sindicados por el delito de malversación de fondos públicos (peculado), además de inhabilitarlos para ejercer cargos en el Estado.

“Durante el desarrollo del debate fueron presentadas pruebas testimoniales, periciales y materiales contra los dos militares”, aseguró la Cicig.

Salán y Rojas, detenidos en junio y septiembre de 2010, respectivamente, presuntamente participaron en el trasladado de unos 30 millones de quetzales (3,8 millones de dólares) en efectivo del Ministerio de la Defensa hacia el banco del Crédito Hipotecario Nacional (CHN) en 2001.

Esos recursos formaban parte de los 15,4 millones de dólares malversados de la cartera de Defensa durante el Gobierno de Portillo, extraditado a EE.UU.

El expresidente guatemalteco fue condenado el 22 de mayo pasado por un tribunal federal de Nueva York a 70 meses de prisión por haber utilizado bancos de Estados Unidos para lavar 2,5 millones de dólares otorgados por Taiwán, dinero que deberá devolver como parte de la sentencia.

El Tribunal Segundo Penal, a cargo del caso contra Salán y Rojas, comenzó el proceso en la última semana de mayo pese a que los abogados defensores solicitaron la desestimación de los cargos.

La defensa pidió que se desestimaran los cargos argumentando que Portillo y sus exministros de Defensa y de Finanzas, Eduardo Arévalo y Manuel Maza Castellanos, respectivamente, fueron absueltos del mismo cargo en mayo de 2011 luego de ser juzgados.

La Cicig precisó este miércoles que presentaron como pruebas contra los acusados los cheques originales que acreditan el retiro de los 15,4 millones de dólares del Banco de Guatemala (central), boletas de depósitos monetarios que demuestran el ingreso de los 30 millones al CHN y un informe que demuestra de manera cronológica la forma en que sucedieron los hechos.

La Fiscalía aportó también como pruebas los estados de cuenta de depósitos monetarios del Ejército, en los cuales se acredita el lugar, la fecha y la forma utilizada para sustraer la suma millonaria, entre otras pruebas.

Se prevé que esta semana el Tribunal emita el fallo en el caso, agregó la Cicig, una entidad de la ONU que apoya a la Fiscalía y autoridades de justicia de Guatemala en la investigación de delitos cometidos por integrantes de los cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad.