Tráfico | T 55° H 96%

Economía | Fútbol | Latinoamérica

A una semana de Mundial, familias piden indemnización por las obras en Pernambuco

WUNI News
06/05/2014 7:51 PM

Recife (Brasil), 5 jun (EFE).- A una semana del inicio del Mundial Brasil 2014, unas 200 familias que fueron desalojadas para la organización del certamen en Recife, denunciaron que aún aguardan la debida indemnización por parte del Gobierno del estado de Pernambuco.

Se trata de familias que forman parte de un millar que vivían en el terreno Sao Francisco, en Sao Lourenço da Mata, el municipio vecino a Recife donde fue construido el estadio Arena Pernambuco.

De allí debieron ser removidos para la construcción de una avenida, conocida como Ramal de la Copa.

“Al principio cuando supe que el Mundial se jugaría aquí, cerca de mi casa, me puse muy feliz, pero después vinieron y destruyeron nuestra vidas. Hace 6 meses que pago 500 reales de alquiler (unos 230 dólares) y no hay solución”, dijo a Efe Aureni da Costa Cavalcanti, de 75 años, quien vive con su hijo.

Todas las semanas, desde noviembre pasado, acude a los tribunales y a la fiscalía general para preguntar sobre su indemnización, pactada a cambio de la remoción para las obras del Mundial.

En total, según datos de la Secretaría Extraordinaria de la Copa del Mundo de Pernambuco, 457 familias dejaron el terreno y el 60 % de ellas fue indemnizada.

Pero incluso los que recibieron indemnización se quejan, como es el caso de Jerónimo de Oliveira, de 74 años, quien tenía una casa de dos pisos y una huerta valuada en unos 150.000 reales, unos 70.000 dólares, pero luego de una visita técnica, le pagaron 90.000 reales, unos 42.000 dólares.

Sin embargo, aceptó y compró una casa nueva.

“Este acuerdo que ellos hacen es medio forzado, casi obligatorio, porque si yo no aceptaba iba a tener que presentarme a la Justicia y todo iba a demorar mucho. Pasamos seis meses sin saber a dónde ir con mi esposa y mi hijo, entonces acepté”, contó De Oliveira.

Así como las indemnizaciones, a paso lento parecen marchar las obras de la avenida Ramal da Copa.

El trecho interno está listo desde la Copa Confederaciones 2013, pero la parte externa, que sería una avenida con corredores exclusivos para el transporte colectivo y ciclovía, no estará concluida en el Mundial.

El costo inicial de la avenida era de 99 millones de reales (unos 45 millones de dólares) pero subió un 30% en la actualidad, según datos del Gobierno del estado.

Para el secretario extraordinario del Mundial, Ricardo Leitao, las críticas a la realización del Mundial son fruto de la falta de información y de un discurso con intencionalidad política.

“Algunos dudaron de que Recife iba a quedarse fuera del mundial, pero tenemos uno de los mejores desempeños”, dijo Leitao a Efe.

Recife y sus alrededores recibieron 19 obras de infraestructura sin incluir el estadio Arena Pernambuco, en una inversión calculada en 1.400 millones de reales (unos 636 millones de dólares).

En Recife jugarán Costa de Marfil-Japón el 14 de junio, Italia-Costa Rica el día 19, Croacia- México el 23, Estados Unidos-Alemania tres días más tarde y un encuentro de octavos de final.