Tráfico | T 34° H 61%

Mundo

El 34% de los parlamentarios indios recien elgidos tiene cargos criminales

WUNI News
06/05/2014 4:50 AM

Nueva Delhi, 5 jun (EFE).- Un total de 186 de los 543 nuevos diputados indios han declarado contar con cargos delictivos, lo que supone un 34 por ciento de ellos, según un informe realizado por organizaciones de denuncia de la corrupción.

Esta cifra de la Lok Sabha -Cámara Baja- cuya nueva composición toma posesión hoy, supone un aumento de un 4 por ciento con respecto a la anterior legislatura, cuando 158 de los 521 electos en 2009 informaron de ilegalidades en sus expedientes.

“Muchas instituciones, como el poder judicial, están tratando de reducir este número, pero los partidos políticos no prestan atención. Las personas con cargos criminales sólo quieren más dinero”, ha asegurado a Efe el jefe de la Asociación para Reformas Democráticas(ADR en sus siglas en inglés), Anil Verma.

Entre los pasados 7 de abril y 12 de mayo unos 814 millones de indios llamados a las urnas dieron la victoria por segunda vez al grupo nacionalista Hindú Partido Popular Indio (BJP) y afianzaron como Primer Ministro a Narendra Modi.

De los 282 escaños alcanzados por este partido, 98 serán ocupados por personas con cargos criminales, un 35 por ciento del número total de parlamentarios del BJP en el nuevo claustro, según un estudio del Observador de Elecciones Nacionales(NEW en sus siglas en inglés) y la ADR.

En el caso de su principal opositor, el partido con más historia en la política del país y en manos de la dinastía Ghandi desde sus inicios, el Congreso Nacional Indio (INC), la cifra se reduce al 18 por ciento al presentar 8 diputados con cargos sobre un total de 44.

La opinión pública del país es conocedora de estos datos, pero, a juicio de Verma, “los ciudadanos no están preocupados por la corrupción, si no por su propia supervivencia”.

De este modo, los principales intereses de la población india son “el empleo, infraestructuras, agua limpia, sanidad, educación, ambiente y seguridad”, destacó Verma.

Casos relacionados con asesinato, intento de homicidio, secuestro y crímenes contra la mujer son algunos de los actos categorizados como “serios” por las organizaciones encargadas del estudio.

En concreto, un 21 por ciento -112- de los recién electos parlamentarios admite haber cometido crímenes de este tipo, frente al 15 por ciento de la anterior etapa.

De entre ellos, nueve se han enfrentados a causas vinculadas a homicidios y 17 a tentativas. En ambos casos, la mayoría pertenecen al BJP, con cuatro y diez implicados en cada caso, respectivamente.

Asimismo, diez de los nuevos integrantes de la Lok Sabha presentan cargos por robo, siete por secuestro y 16 por causar discordia comunal.

En este sentido, Verma denunció la falta de “una regulación para los partidos políticos”, ya que, ha apuntado, cada grupo debería tener “responsabilidad” y, entre otros aspectos, los candidatos a los comicios deberían ser escogidos de forma democrática.

La recaudación de fondos para su financiación es otro de los asuntos que más preocupan a la ADR. Los partidos obtienen sumas de dinero de la gente de a pie, a pesar de que, según la organización, “cualquier donativo debería ser divulgado”.

De hecho, el 75 por ciento de las ayudas recibidas están por debajo de las 2.000 rupias (25 euros/33 dólares), por lo que “no se sabe de dónde provienen”, algo que Verma ha calificado de “ridículo” e “increíble”.

Así las cosas, las opciones de ser elegido diputado en las recientes elecciones era del 13 por ciento para las personas con cargos criminales, mientras que las posibilidades se reducían al 5 por ciento para aquellas con un expediente limpio.

Es por ello que NEW y ADR han trasladado estas cifras al recién electo Primer Ministro y le han recordado en una carta su compromiso con que “el próximo Parlamento sea limpiado castigando a los culpables”, en referencia a sus palabras durante la pasada campaña.

No obstante, el máximo responsable de la ADR se muestra optimista de cara al futuro al afirmar que con un Gobierno “sin coalición” -actualmente rige la Alianza Nacional Democrática (NDA)-las actuaciones “podrían ser mejores”.

En su opinión, también la gente local parece “esperanzada” de que llegue un Gobierno “que mejore las cosas y cree puestos de trabajo”, aunque por el momento habrá que “esperar para ver” que ocurre.

Ante la lejanía de los próximos comicios generales, que si todo transcurre con normalidad se celebrarán dentro de cinco años, Verman ha apostado por la “persuasión” para acelerar un proceso de cambios legales que “los partidos no hacen por sí mismos”.