Tráfico | T 48° H 66%

Mundo

El expresidente colombiano Ernesto Samper invita a Uribe a sumarse a la paz

WUNI News
06/05/2014 10:50 AM

Madrid, 5 jun (EFE).- El expresidente colombiano Ernesto Samper reiteró su apoyo al proceso de paz que impulsa el actual gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC e invitó al expresidente Álvaro Uribe, uno de sus principales opositores, a sumarse a quienes apuestan por una salida negociada al conflicto.

Las declaraciones de Samper fueron hechas en Madrid durante la clausura de la jornada “Colombia… oportunidad para el Ocio y el Negocio”, con la que se pretende promover la inversión española en el país latinoamericano.

El exmandatario, quien fue presidente de Colombia entre 1994 y 1998, recordó que parte de la confianza puesta en las negociaciones se dan gracias a la política de seguridad democrática y el debilitamiento de la guerrilla iniciado durante el mandato de Uribe (2002-2010).

Samper también manifestó su adhesión a la campaña por la reelección del actual presidente Juan Manuel Santos, de quien fue uno de sus principales críticos durante su primera elección hace cuatro años.

“Muchos en Colombia estamos apoyando al presidente Santos en esta tarea de construir la paz y quisiéramos ver al presidente Uribe de este lado, ya que gracias a él se ha logrado sentar a esta gente (la guerrilla) en la mesa de negociación”, dijo.

Por esa razón, insistió en la importancia de este tema para la segunda vuelta de la elección presidencial en Colombia el próximo 15 de junio: “se va a decidir si este país sigue por el camino de la paz o si regresamos al enfrentamiento armado”, señaló

Para Samper la diferencia de este proceso de paz con otros fracasados en el pasado es que por primera vez la guerrilla está a la defensiva, no hay alto el fuego y existe una agenda de negociación pactada con anterioridad.

También se refirió al tema de la financiación del postconflicto, cuestionado por los sectores contrarios a la negociación, y aseguró que “Colombia destina el 2 por ciento del PIB a la guerra. Si ésta no existiera la economía crecería 2 puntos más cada año”.

Sobre los dos temas que siguen pendientes en la mesa de negociación, manifestó la importancia de la reparación de las víctimas, para afirmar que “el objetivo de este proceso es verdad, justicia y reparación para las 7 millones de víctimas”.

El exjefe de estado colombiano aprovechó la presencia de empresarios españoles para insistir en que la paz es un “buen negocio”, ya que, sostuvo, aumentaría las potencialidades de Colombia, que ya se ubica como uno de los países de mayor crecimiento económico de la región.