Tráfico | T 36° H 76%

Mundo

El presidente interino egipcio aprueba la ley de los comicios parlamentarios

WUNI News
06/05/2014 9:15 AM
Actualizada: 06/05/2014 4:01 PM

El Cairo, 5 jun (EFE).- El presidente interino egipcio, Adli Mansur, aprobó hoy la ley que regirá las próximas elecciones legislativas, que fue rechazada por varios partidos políticos por beneficiar a los candidatos independientes, informó el portavoz presidencial Ihab Badaui.

Esa decisión, según dijo Badaui a la agencia oficial Mena, fue tomada después de que la Presidencia haya tomado en consideración las opiniones del Consejo Supremo de la Magistratura, el Consejo del Estado y la Comisión Electoral Suprema.

Con las nuevas enmiendas introducidas a la normativa el número de diputados baja de 600 a 567, de los que 540 serán elegidos por votación popular y el resto -un 5 por ciento- designados por el presidente.

El dirigente del partido nacionalista Al Wafd, Isam Shiha, uno de los opositores a la nueva legislación, informó hoy a Efe de que la Presidencia consultó a todas las fuerzas políticas antes de la aprobación de la nueva ley.

Agregó que en Egipto hay más de noventa formaciones políticas y la mayoría de ellas la aceptaron pese al rechazo de los partidos históricos.

Asimismo, señaló que su formación al final es “realista” y participará en las próximas elecciones pese a la aprobación de la nueva ley.

De los parlamentarios elegidos, 420 saldrán de candidaturas personales, frente a los 182 de la anterior cámara, y solo 120 pertenecerán a listas cerradas de partidos y de aspirantes personales al mismo tiempo.

Dentro del sistema individual han sido destinados nueve escaños para coptos, seis para trabajadores y campesinos, seis para jóvenes, tres para minusválidos y la misma cifra para expatriados, además de los designados por el presidente.

Se reservan 56 asientos para mujeres, además de las que resulten elegidas en las listas cerradas o designadas.

Asimismo, el presidente egipcio aprobó hoy también la nueva ley del Ejercicio de los Derechos Políticos que prohíbe solamente las candidaturas de aquellas personas que hayan sido apartadas de la vida política por fallos judiciales firmes.

De esta forma, no va a haber ningún tipo de restricciones para los miembros del régimen de Hosni Mubarak, como se intentó fijar tras la revolución de 2011.

Los primeros en criticar la norma electoral fueron cinco partidos izquierdistas, entre ellos el del derrotado aspirante presidencial Hamdin Sabahi, que consideraron hace dos semanas que el proyecto “debilita a los partidos”.

Esa nueva medida permitirá además que “los empresarios y las alianzas familiares y tribales monopolicen el poder legislativo en Egipto”, según estos grupos, que abogan por mantener la distribución de escaños que fijaba la ley electoral anterior.