Tráfico | T 44° H 76%

Mundo

La ofensiva del Ejército yemení ha causado la muerte a unos 500 terroristas

WUNI News
06/05/2014 6:32 AM
Actualizada: 06/05/2014 10:31 AM

Saná, 5 jun (EFE).- El Ejército yemení ha matado a unos 500 combatientes de Al Qaeda desde el inicio a finales de abril pasado de una ofensiva militar en el sur del país, donde un ataque de los terroristas causó hoy la muerte de catorce uniformados.

El portavoz de las Fuerzas Armadas yemeníes, el coronel Said al Faqih, dijo hoy en rueda de prensa que en la campaña lanzada el 29 de abril han fallecido también cuarenta efectivos de las fuerzas de seguridad.

De los 500 supuestos terroristas muertos, la mayoría son extranjeros, según Al Faqih, que no mencionó una cifra exacta ni la nacionalidad de los mismos.

En el marco de esas operaciones, desarrolladas principalmente contra los bastiones de los extremistas en las provincias de Shebua y Abien, han sido detenidos además un total de 39 miembros de Al Qaeda.

El portavoz adelantó que las Fuerzas Armadas han preparado un nuevo plan para perseguir a los terroristas que lograron huir de la actual ofensiva, durante la que el ejército se hizo con el control de los feudos más importantes de Al Qaeda en el sur: Al Mehfad y Azan.

“Las operaciones continúan y se ampliarán a las zonas donde han huido (los extremistas)”, señaló el responsable, que apuntó que hay informaciones de que los combatientes de Al Qaeda se han desplazado a otras provincias.

Esta campaña militar es la mayor efectuada desde 2012, cuando las fuerzas de seguridad expulsaron a los combatientes de Al Qaeda de algunas ciudades del sur como Zinyibar.

Estas urbes estuvieron durante casi un año en manos de los extremistas, que al huir de ellas buscaron refugio en zonas montañosas como Al Mehfad.

Tres días después del inicio de la actual ofensiva, Al Qaeda en la Península Arábiga aseguró que estas operaciones arrastran al Yemen a “una guerra perdida, sin objetivo ni necesidad, excepto responder a los intereses de EEUU”.

Pese a los logros militares, los terroristas siguen muy activos en el sur del país, donde perpetran con frecuencia atentados contra las fuerzas de seguridad yemeníes.

En esta jornada tuvo lugar un nuevo ataque contra un puesto de control mixto de las fuerzas de la Policía y del Ejército en la provincia de Shebua, que causó la muerte a al menos catorce efectivos de seguridad.

El Ministerio del Interior informó de que las víctimas mortales son ocho soldados y policías y seis milicianos de tribus, que respaldan a las autoridades en su lucha contra los extremistas.

Al principio hubo confusión sobre si había civiles entre las víctimas, ya que el ataque se produjo de madrugada cuando la mayoría de los efectivos dormían y muchos de ellos no vestían uniforme.

Los agresores emplearon proyectiles RPG, bombas y ametralladoras en su asalto al puesto de control mixto situado en la zona de Haban, antiguo feudo de Al Qaeda.

Una fuente de seguridad explicó a Efe que los terroristas destruyeron por completo la posición de seguridad, así como tres vehículos blindados.

Las autoridades han enviado refuerzos de seguridad a Haban, donde la policía y el ejército efectúan desde hace tiempo operaciones contra los extremistas.

Yemen cuenta en su lucha antiterrorista con el respaldo de aviones no tripulados de Washington, que considera que la organización Al Qaeda en la Península Arábiga, con base en Yemen, es uno de los brazos más peligrosos y activos de la red terrorista.

Jaled Abdalá