Tráfico | T 36° H 64%

Fiesta del Fútbol | Fútbol

Los entrenadores bajan el pulgar a una ‘selección’ de 213,8 millones de euros

WUNI News
06/05/2014 8:41 AM
Actualizada: 06/05/2014 10:54 AM

Bogotá, 5 jun (EFE).- Al menos veinte futbolistas ilustres se perderán el Mundial de Brasil por criterios de los seleccionadores que van desde el orden táctico a las deficiencias técnicas, y de inexplicables caprichos hasta la necesidad de renovar o alcanzar armonía interior sin elementos perturbadores en cada concentración.

Cualquiera que sea el argumento para cada caso, los ‘borrados’ de la edición 20 de la copa darían una atractiva selección ecuménica de jugadores cuyo valor de mercado suma hoy 213,8 millones de euros.

El español Roberto Soldado y el italiano de ascendencia egipcia Stephan El Shaarawy tienen las más altas cotizaciones, según las agencias especializadas en transferencias y mercadotecnia, con 25 millones de euros cada uno.

A razón de 22 millones de euros por cabeza siguen el argentino Carlos Tevez, el alemán Mario Gómez y el francés Samir Nasri.

Por no menos de 15 millones de euros se negociarían hoy los brasileños Joao Miranda y Filipe Luis.

Por 13 millones de euros sería traspasado otro francés, Gael Clichy. En 8,5 millones está el piso para traspasar al inglés Michael Garrick y en 8 millones el del brasileño Kaká.

La lista de ausentes por decisión de los técnicos la engrosan el español Álvaro Arbeloa, cuyo valor de mercado es de 7 millones de euros, y el argentino Esteba Cambiasso, que llega a 6 millones.

Por 5 millones de euros se entablaría negociación con el inglés Ashley Cole, y con dos porteros: el holandés Maarten Stekelenburg y el argentino Wilfredo Caballero Lazcano, o mejor ‘Willy Caballero’.

Por 2,8 millones de euros se puede llevar un Humberto Suazo, y por 2,5 millones un David Pizarro o un Landon Donovan; en tanto que un millón y medio ya es un buen punto de partida por Ricardo Quaresma y un millón por el incombustible Eric Abidal.

El portero de 31 años Maarten Stekelenburg, titular de la selección que cayó ante España en la final de Sudáfrica 2010, perdió el pasaje a Brasil ante una generación joven formada por Tim Krul, del Newcastle; Jeroen Zoet, del PSV; y Jasper Cillessen, del Ajax.

Experiencia no le falta pues estuvo en el Mundial del 2006 y la Eurocopa del 2008 pero tan bajo ha caído su desempeño que ni siquiera es titular del Fulham, que descendió esta temporada.

Para los hinchas del Málaga Willy Caballero debía estar entre los tres palos de la selección de Argentina. Y para los seguidores de la Liga española el de Entre Ríos es, a los 32 años, el mejor de su país en el puesto. Pero Alejandro Sabella no se conmueve pues sus cartas son Sergio Romero, del Mónaco; Mariano Andújar, del Catania; y Agustín Orión, del Boca Juniors.

Arbeloa, el lateral derecho del Real Madrid, prácticamente ha cerrado a los 31 años su era en la selección española, en la que hizo historia al ser titular en tres importantes conquistas: la Eurocopa del 2008, el Mundial del 2010 y la Eurocopa del 2012.

Sufrió una lesión en marzo pasado y ha llegado con lo justo a la definición de la temporada europea, lo que le restó en la lucha por una plaza en la Roja frente a Juanfran, del Atlético de Madrid; y César Azpilicueta, que juega sin problemas en ambas bandas.

Ni la llegada en 2013 al millonario Mónaco ayudó al zaguero central y lateral francés Eric Abidal a recuperar el ritmo y el terreno que le han sacado Mamadou Sakho y Laurent Koscielny.

El estado físico de quien por seis años fue figura del Barcelona y titular de la selección que perdió la final del Mundial del 2006, no volvió a ser el mismo tras la operación de trasplante de hígado.

El brasileño Joao Miranda ganó la Liga española con el Atlético Madrid y rozaron la gloria en la final de la Champions pero no fue suficiente para convencer al seleccionador Luiz Felipe Scolari, que optó otros zagueros: David Luiz, Thiago Silva, Dante y Henrique.

El lateral zurdo Filipe Luis, compañero de Miranda, tampoco pudo hacer nada ante la preferencia de Scolari por Marcelo y Maxwell.

A los 33 años Ashley Cole, quien fue quizá el mejor lateral izquierdo de su generación, se quedó sin el que sería su cuarto Mundial al no ser convocado por el seleccionador Roy Hodgson, quien se ha decantado por un jugador del Everton, Leighton Baines, de 29 años; y uno de apenas 18 que milita en el Southampton, Luke Shaw.

Tras el portazo de Hodgson, Cole optó por decir adiós a los Tres Leones, al que llegó en 2001 y en el que jugó más de cien partidos.

Otro lateral zurdo, el francés de 28 años Gael Clichy, vio eclipsada su felicidad de conquistar recientemente la Premier League con el Manchester City al no ser incluido en la lista de convocados para el que sería su segundo Mundial.

Clichy, quien perdió la titularidad en su club con Aleksandar Kolarov, sabe que para Didier Deschamps, el puesto está cubierto con Patrice Évra, quien a los 33 años renovó con el Manchester United; y con la joven carta de 20 años del Paris Saint Germain Lucas Digne.

A los 33 años, Esteban Cambiasso cerró varios círculos. El de la selección argentina, a la que no pudo volver con Alejandro Sabella, y el del Inter italiano, del que se despidió recientemente tras una historia que comenzó en 2004. En su puesto, Sabella ha preferido a Fernando Gago, pese a que una lesión lo mantiene en el dique seco y apenas le permitirá llegar con lo justo a la Copa.

El volante central de 32 años Michael Carrick fue arrastrado al abismo por la mala temporada del Manchester United.

Y sin mucho que mostrar, pese a que es valorado por su amplia visión de juego, capacidad para desarmar y remate letal a distancia, resultó ser descarte obvio para un técnico empeñado en renovar, aunque este no sea el caso, pues sus alternativas son los rodados Steven Gerrard, de 33, y Frank Lampard, de 35.

En el Manchester City no entienden por qué no fue convocado para el Mundial pero en Francia el creativo de ascendencia argelina Samir Nasri es visto como egoísta, disgregador e indisciplinado, al menos a través de la óptica del técnico de los Bleus, Didier Deschamps, y de su antecesor, Raymond Domenech.

Kaká no volvió a ser el mismo desde que ganó el Mundial del 2002, o el Balón de Oro del 2007. A pesar de su experiencia en las copas del 2006 y 2010, en Sudáfrica se percibió que sus lesiones derivadas de una pubalgia crónica le impedirían brillar en el Real Madrid o retomar el nivel tras su vuelta al Milán.

“Nunca fui parte de este proceso”, expresó Carlos ‘el Apache’ Tevez al explicar lo que para media Argentina resulta inexplicable: su ausencia de la lista de llamados a disputar el Mundial. El ariete marcó 19 goles en la campaña arrolladora que dio el Scudetto al Juventus y sumó 18 títulos en su carrera.

Nadie lo ha podido probar pero corren como ríos las voces que atribuyen la borrada de Tevez por parte de Sabella a su mala relación con Lionel Messi, aunque todos lo niegan.

Al delantero alemán Mario Gómez, de 28 años, no le sirvió pasado victorioso con ‘Die Mannschaft’ (el equipo) o el Bayern Múnich, y todo por culpa de una temporada, la peor de su carrera, marcada por las lesiones en el Fiorentina italiano, club con el que jugó apenas nueve partidos.

Landon Donovan, ‘el capitán América’, nunca pudo entenderse con el seleccionador de las Barras y las Estrellas, el alemán Jürgen Klinsmann. Aunque las explicaciones oficiales poco aclaran, pues el técnico dice que el creativo perdió espacio y el jugador de 32 años responde que está en buen nivel, lo cierto es que el más reconocido futbolista estadounidense se perderá el que sería su cuarto Mundial.

El medio centro David Pizarro, considerado uno de los mejores futbolistas chilenos de todos los tiempos, volvió a la Roja tras ocho años de ausencia voluntaria, pese a los llamados de Marcelo Bielsa, primero, y Claudio Borghi, después. Tuvo que llegar al banco el tercer argentino, Jorge Sampaoli, para atender el pedido.

Pero el del Fiorentina tuvo pocos minutos en las eliminatorias y mucho se conjeturó sobre un altercado con un ayudante del técnico. Cualquiera sea la razón, a los 34 años ‘el enano de la Providencia’ seguramente ha puesto fin a su era en la selección.

Su compatriota, el ariete Humberto Suazo comenzó mal con Sampaoli al pedirle que no lo llamara para unos partidos de las eliminatorias por considerar que no estaba en buenas condiciones y sin tener en cuenta que el que decide es el técnico. Si alguna opción le quedaba al ‘el Chupete’, la perdió cuando tuvo que someterse a una cirugía en el hombro, cuya lenta recuperación le ha impedido jugar con regularidad en el Monterrey.

Otro delantero, el italiano Stephan El Shaarawy se perderá Brasil porque no ha jugado un partido completo con el Milán desde agosto.

Primero fue una operación en el pie izquierdo a finales de diciembre y tras dos meses de convalecencia llegaron otras lesiones o escándalos con mujeres que acabaron por sacar de circulación a ‘el Faraón’, de 21 años.

Roberto Soldado, de 28 años, era un habitual en la selección española antes de fichar por el Tottenham Hotspur por una cifra récord, pero sus magras prestaciones terminaron por cerrarle las puertas al tiempo que se las abrió de par en par a Diego Costa, Fernando Llorente y Álvaro Negredo, aunque estos dos últimos tampoco han entrado en la relación definitiva de Vicente del Bosque.

Ricardo ‘Harry Potter’ Quaresma se quedó a los 30 años a las puertas del Mundial de Brasil como le ocurrió en los de Sudáfrica y Alemania. Egoísmo e inmadurez han definido su carácter inestable en el que son habituales las sorprendentes presentaciones futbolísticas como sus insólitas reacciones personales.