Tráfico | T 65° H 90%

Economía | Nacionales

Suma y sigue

WUNI News
06/05/2014 11:51 AM
Actualizada: 06/05/2014 7:31 PM

Nueva York, 5 jun (EFE).- Wall Street continuó hoy con su festival de máximos históricos animado por la bajada de los tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo (BCE) y a la espera del informe de empleo que se divulgará mañana.

El Dow Jones de Industriales, la principal referencia del parqué neoyorquino, fijó su techo histórico en 16.833,4 puntos (0,57 %), y el selectivo S&OP 500, el favorito de los tiburones de Wall Street, hizo lo propio en 1.939,77 unidades (0,62 %).

La sesión fue incluso mejor para el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan algunas de las mayores firmas tecnológicas del mundo, que subió hasta 4.296,23 puntos (1,05 %), pero lejos aún del récord de 5.048,62 puntos que alcanzó en marzo del año 2000.

En el caso del Dow Jones, ese indicador acumula ya siete máximos históricos desde que comenzó el año, mientras que en el caso del selectivo S&P 500 ha registrado ganancias en nueve de las últimas once jornadas.

La bajada de los tipos de interés en la zona euro anunciada por el Banco Central Europeo (BCE), que los dejó en un mínimo histórico del 0,15 % para impulsar el crecimiento y la inflación, dominó la jornada en las principales plazas financieras del mundo.

Pero lo que los mercados recibieron como agua de mayo fue el anuncio de dos operaciones de inyección de liquidez a largo plazo por importe de 400.000 millones de euros, condicionadas a que los bancos presten dinero a las empresas.

Wall Street quedó así a la espera del informe oficial de empleo que se divulgará mañana, tras conocer hoy que la cifra semanal de peticiones de subsidio de desempleo se situó en 312.000, cerca de la más baja desde que hace casi cinco años concluyó la Gran Recesión.

Y en clave empresarial, los titulares de la jornada se los llevó General Motors, que admitió su responsabilidad en un defecto en 2,6 millones de vehículos que ha causado al menos trece muertes y anunció el despido de quince empleados.

Las miradas también estuvieron puestas en la operadora Sprint, que bajó más del 4 % en la Bolsa de Nueva York (NYSE) tras publicarse que ultima un acuerdo para comprar su rival T-Mobile (-2,3 %) por 32.000 millones de dólares.