Tráfico | T 50° H 74%

Mundo

Costa Rica y Guatemala abogan por el fortalecimiento del SICA y el mercado regional

WUNI News
06/06/2014 3:34 PM
Actualizada: 06/06/2014 6:40 PM

San José, 6 jun (EFE).- Costa Rica y Guatemala reconocieron hoy que se debe fortalecer el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), así como aumentar el intercambio comercial dentro de la región para alcanzar mayor competitividad y desarrollo de los países.

Estas fueron dos de las principales coincidencias de una reunión que sostuvieron hoy en San José el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y el de Guatemala, Otto Pérez Molina, quienes además analizaron temas de la agenda bilateral.

En cuanto al SICA, ambos presidentes señalaron la necesidad de aplicarle reformas para el fortalecimiento de su trabajo y transparencia en su gestión a la hora de utilizar fondos.

“Queremos un SICA que sea más fuerte, no que sea más débil. Un tema central en ese esfuerzo es lograr la rendición de cuentas en las instituciones del SICA, también actualizar el sistema”, expresó Solís en una conferencia de prensa conjunta con Pérez.

El mandatario costarricense agregó que “la integración no es un punto de llegada”, sino que se trata de “un proceso que se desarrolla ya por más de 50 años y que requiere de ajustes”.

Ambos presidentes coincidieron en que los distintos órganos del SICA deben rendir informes claros a los mandatarios de la región sobre el manejo de los fondos con el fin de lograr una mayor transparencia.

Otro de los puntos para el fortalecimiento del organismo regional es la modernización del Tratado Marco de Seguridad Democrática, dijo Solís.

“Debemos mover a la región a un estado más desarrollado de trabajo conjunto en el intercambio de información” de inteligencia, comentó Solís, quien dijo que los países deben valorar la creación de una Secretaría de Seguridad Democrática.

En ese sentido, Pérez afirmó que esa modernización debe permitir a los países centroamericanos contar con herramientas políticas y tecnológicas para el intercambio expedito de información de inteligencia para la lucha contra el crimen organizado.

En el ámbito comercial, el mandatario guatemalteco resaltó la importancia del mercado regional, al asegurar que cada año el intercambio entre los países centroamericanos alcanza los 7.000 millones de dólares.

“Es un mercado importante, es nuestro mercado. Debemos generar una situación regional para una mayor competitividad”, expresó el gobernante guatemalteco.

Por ejemplo, Pérez señaló la urgencia de que Centroamérica mejore los pasos fronterizos, la infraestructura vial y agilice el trabajo de sus aduanas, pues las deficiencias en esos temas atentan contra la competitividad de la región.

Según el mandatario guatemalteco, mientras en Estados Unidos las mercancías se trasladan a una velocidad promedio de 80 kilómetros por hora, en Centroamérica apenas alcanza los 20 kilómetros por hora, debido a los atrasos en aduanas y las condiciones de las carreteras.

Solís y Pérez también abogaron por un trabajo a nivel regional para lograr una mayor coordinación en iniciativas para la mitigación y lucha contra el cambio climático, así como para respuestas más efectivas a los desastres naturales.

En el ámbito bilateral, los presidentes acordaron la activación de una comisión para el diálogo en temas políticos, deportivos, culturales y económicos, que persiga el objetivo de establecer una agenda de trabajo a futuro.

La primera reunión de este mecanismo se llevará a cabo en julio o agosto próximo.

Solís se mostró confiado en que Costa Rica y Guatemala lograrán dar un “renovado impulso a sus relaciones que históricamente han sido fructíferas y profundas” y subrayó que existe un “gran potencial” de crecimiento.

Ambos dignatarios señalaron el potencial para el crecimiento del intercambio comercial en servicios, productos industriales, agrícolas y de la industria alimentaria.

Los presidentes también conversaron sobre la necesidad de abrir un debate internacional sobre nuevas alternativas de lucha contra el narcotráfico.

La de Pérez Molina es la primera visita de un presidente que recibe Solís desde que asumió el poder en Costa Rica, el pasado 8 de mayo.