Tráfico | T 56° H 69%

Economía | Latinoamérica

Una comitiva argentina viaja a EE.UU. para apoyar al país en el juicio de los fondos buitre

WUNI News
06/06/2014 5:11 PM

Buenos Aires, 6 jun (EFE).- Una delegación parlamentaria, compuesta por legisladores oficialistas y opositores argentinos, viajará el domingo a Washington para apoyar a Argentina en el contencioso que mantiene con fondos de inversión, en los días previos a que la Corte Suprema estadounidense emita su fallo.

La intención de los miembros de la comitiva es mantener reuniones con legisladores de Estados Unidos para explicarles la necesidad de respaldar la reestructuración de la deuda que realizó Argentina en 2005, informaron fuentes oficiales a la agencia Télam.

La delegación estará encabezada por el titular provisional del Senado, Gerardo Zamora, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, e integrada, por parte del oficialismo, por otros cargos de ambas cámaras y representantes del gubernamental Frente para la Victoria (FpV).

Por parte opositora, viajará el presidente del bloque del Frente Renovador en la Cámara Baja, Darío Guistozzi, el diputado de la conservadora Propuesta Republicana (Pro) Federico Sturzenegger; el exministro de Economía y actual dirigente de la coalición UNEN, Martín Lousteau, y Lino Aguilar, del Partido Justicialista.

Los encuentros con los legisladores estadounidenses tendrán lugar en los días previos a la audiencia de la Corte Suprema del próximo jueves, y en ellos los parlamentarios argentinos les harán saber la voluntad de negociación de Argentina con los querellantes, en condiciones similares a las ofrecidas a los demás acreedores en 2005 y 2010.

Los denominados “fondos buitres” adquirieron deuda argentina con altos tipos de interés y riesgo, con la esperanza de obtener importantes beneficios mientras Argentina atravesaba una severa crisis económica y social que llevó a declarar el cese de pagos a finales de 2001.

En los canjes de deuda de 2005 y 2010, Argentina logró una adhesión del 93 % de los inversores para reestructurar una deuda en mora inicial de 102.000 millones de dólares, con una quita del 65 %, fuertes ahorros en intereses y plazos de pago extendidos.

El pasado 23 de agosto la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York confirmó un fallo de primera instancia del juez Thomas Griesa que obliga a Argentina a pagar a los fondos de inversión litigantes 1.300 millones de dólares.

La aplicación de esta decisión está en suspenso después de que Argentina presentase una apelación ante el Tribunal Supremo estadounidense el pasado febrero.

Tras el fallo de agosto, el Congreso argentino aprobó, a petición del Gobierno, una tercera apertura de canje de deuda con la esperanza de que ingresen el 7 % de acreedores que no lo hicieron en las reestructuraciones previas.