Tráfico | T 48° H 100%

Fiesta del Fútbol | Fútbol | Latinoamérica

“Los sueños se cumplen”, dice Velasco Carballo frente a su primer Mundial

WUNI News
06/07/2014 12:37 AM
Actualizada: 06/07/2014 7:25 PM

Río de Janeiro, 7 jun (EFE).- El árbitro español Carlos Velasco Carballo, que afronta el primer Mundial de su vida, asegura que “a veces, los sueños se cumplen”, aunque advierte que haber llegado hasta aquí “es fruto de mucho trabajo, tras 26 años pitando”.

En una entrevista con Efe, el colegiado madrileño afirma que está “disfrutando cada entrenamiento en Río de Janeiro”, donde llegó hace una semana para su preparación con la FIFA, y que desea “mucha suerte a la selección española”, equipo al que, evidentemente, no podrá pitar.

Rápidamente recuerda sus inicios, cuando a los 16 años empezó a arbitrar en los campos de fútbol de la Comunidad de Madrid. Hoy, con 43 años y tras 26 utilizando el silbato, insiste en tener en cuenta su evolución, lo que le ha hecho llegar hasta aquí.

“Cuando llego a un gran estadio, por ejemplo en la Liga de Campeones o ahora en el Mundial, siempre hay un momento que me miro con los asistentes y les digo: ¿Os acordáis cuando arbitrábamos partidos regionales?”, afirma.

Y es que para él ese es un sistema ideal para tener “los pies en el suelo y darse cuenta de donde viene uno”.

Asegura que la presión es mucha, aunque advierte que hay que ser “profesionales” y no permitir “que se escape ese momento por un error o por no estar suficientemente atento”.

Califica de muy buena la relación con sus árbitros asistentes, Roberto Alonso Fernández y Juan Carlos Yuste Jiménez. “Convivimos todo el día y Roberto lleva 16 años conmigo”, dijo.

Desde la adolescencia viaja de estadio en estadio y eso hace que su vida familiar sea complicada. “En lo personal, la satisfacción es plena, pero en lo familiar es difícil”.

Aún así, internet lo acerca a su casa. “Cada tarde me conecto a Skype y hablo con los enanos, que tienen 9 y 11 años, y voy a vivir lejos de ellos sus dos cumpleaños, pero ellos están contentos, orgullosos de mí y hasta lo dicen en el colegio”, relató.

Sobre si le gustaría que sus hijos siguieran el mismo camino que él, lo tiene claro: “alguna vez se lo he dicho, pero me responden que ellos quieren seguir jugando; entonces, que elijan lo que quieran”.

En la semana que lleva en Río de Janeiro, sede de la final del Mundial, todavía no ha tenido tiempo de dar una vuelta, porque cuenta que se pasa “todo el día entrenando o en reuniones”.

Velasco Carballo fue elegido por delante de Alberto Undiano Mallenco en la selección que hizo la FIFA. Aún así, asegura que su amigo “lo hubiera hecho muy bien, como lo hizo en el Mundial de Sudáfrica”.

Desde su posición, desde el Mundial de Brasil, en el que no sabe aún qué partidos arbitrará, les dice a los jóvenes árbitros que acaban de empezar que él nunca imaginó que estaría ahí, “ni siquiera en Tercera División”, pero que “soñando y trabajando, trabajando mucho, se puede conseguir”.

Aitor Álvarez García