Tráfico | T 67° H 68% | Powered by Yahoo! Weather

Mundo

Al menos 38 muertos en enfrentamientos con yihadistas en el norte de Irak

WUNI News
06/08/2014 5:01 AM
Actualizada: 06/08/2014 8:11 AM

Bagdad, 8 jun (EFE).- Al menos 38 personas murieron hoy, entre ellas 30 supuestos miembros del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), en los enfrentamientos entre las fuerzas iraquíes y ese grupo yihadista en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

Según informó a Efe una fuente policial, los enfrentamientos en varios distritos del oeste de la ciudad, controlados por el EIIL, se reanudaron esta madrugada, y todavía prosiguen.

Además de los yihadistas, otros ocho civiles murieron y quince resultaron heridos por los bombardeos contra los barrios de Tamuz, Al Islah, Al Zarai, Al Saha y Yarmuk, en el oeste de Mosul, capital de la provincia de Nínive.

Según la fuente, entre los terroristas abatidos hay al menos cinco francotiradores de este grupo yihadista, que ha extendido su influencia en diferentes provincias del país.

Las fuerzas iraquíes han logrado expulsar a algunos milicianos de partes de los barrios que controlan, pero el EIIL todavía se halla en control de zonas importantes del oeste de Mosul, por lo que el Ejército ha enviado refuerzos a los combates.

En los tres últimos días, decenas de miembros del EIIL, así como policías y soldados han perdido la vida en esta ciudad.

También hoy, al menos 17 personas, entre ellas cinco policías, murieron y otras 65 resultaron heridas en un doble atentado frente a la sede del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) en el centro de Yalula, en la provincia de Diyala, este de Irak.

Según informaron a Efe fuentes policiales, un coche bomba hizo explosión junto a las oficinas de ese partido y, cuando la policía acudió al lugar, un suicida detonó el cinturón de explosivos que llevaba, causando la muerte a 17 personas.

Irak afronta un aumento de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de más de 8.860 personas, de las que 7.818 eran civiles, según un recuento de Naciones Unidas.