Tráfico | T 63° H 82%

Fútbol | Latinoamérica

Danubio gana la Liga uruguaya, tras vencer a Wanderers en los penaltis

WUNI News
06/08/2014 8:45 PM
Actualizada: 06/08/2014 7:40 PM

Montevideo, 8 jun (EFE).- Danubio venció hoy en definición por penaltis por 3-2, tras empate 2-2, a Wanderers en el partido de vuelta de la final de la Liga uruguaya de fútbol y se quedó con el título.

El choque de ida, disputado el pasado 3 de junio, finalizó sin goles.

El cuidavalla de Danubio, Salvador Ichazo, tuvo una destacada actuación en la definición por penaltis parando tres de los seis que le lanzaron.

El partido tuvo un trámite parejo y muy emotivo de principio a fin y fue disputado con pierna fuerte pero también con fútbol técnico. Producto de la vehemencia en algunas jugadas ambos equipos finalizaron con nueve futbolistas.

Danubio, que fue campeón del Apertura, se adelantó en el marcador por intermedio de Leandro Sosa (m.25) y Wanderers, ganador del Clausura, igualó a través de Diego Riolfo (m.76).

Los 90 minutos reglamentarios finalizaron con empate 1-1 y fue necesario recurrir a la prórroga.

En el alargue Wanderers pasó al frente con gol de Nicolás Albarracín (m.104) y a falta de dos minutos para finalizar la prórroga (m.118) Camilo Mayada, uno de los mejores futbolistas de la temporada, marcó la igualdad para Danubio.

En los penaltis Danubio comenzó mejor y marcó los dos primeros mientras que Wanderers no logró convertir ninguno de sus tres remates iniciales.

Después fue Danubio el que falló tres penaltis seguidos cuando tenía el título en sus manos y Wanderers anotó sus últimos dos para volver a igualar la serie 2-2 al finalizar los primeros cinco penales.

En el inicio de la serie de un penal de forma alternativa Danubio anotó por intermedio del juvenil Guillermo Cotugno y luego Ichazo paró el remate de Albarracín.

Con Leonardo Ramos como entrenador, Danubio celebra el cuarto título de la Liga uruguaya de su historia que anteriormente obtuvo en las temporadas 1988, 2004 y 2006-2007.

El partido se jugó en el Parque Central, de Montevideo, casi colmado de aficionados y fue dirigido por el colegiado internacional Roberto Silvera de buena actuación y que expulsó a Emiliano Velázquez y Matías De los Santos, de Danubio. Gastón Bueno y Javier Cabrera, de Wanderers.

Alfredo Arias fue el técnico de Wanderers que, con una plantilla en su mayoría de juveniles, logró el mejor desempeño del equipo en sus más de cien años de historia, pero sigue sin ganar un título de la Liga.