Tráfico | T 45° H 74%

Nacionales

El 13 por ciento del personal del sistema de veteranos de EE.UU. manipuló los registros

WUNI News
06/09/2014 3:51 PM
Actualizada: 06/09/2014 7:02 PM

Washington, 9 jun (EFE).- El 13 % de los trabajadores del sistema sanitario de los veteranos de Estados Unidos recibió órdenes de sus superiores para alterar las fechas en que los excombatientes habían solicitado una visita médica para que pareciera que las listas de espera eran más cortas, según una auditoría interna divulgada hoy.

El documento ha sido elaborado por el Departamento de Asuntos de Veteranos estadounidense a raíz del escándalo por las largas listas en los hospitales de excombatientes, por el que dimitió hace dos semanas el responsable de ese departamento, Eric Shinseki.

Las peticiones de renuncia de Shinseki crecieron desde que salieron a la luz las denuncias de que el hospital del Departamento de Veteranos en Phoenix (Arizona) manipuló la lista de espera para ocultar los retrasos en la atención médica, lo que contribuyó supuestamente a la muerte de unos 40 excombatientes.

Ahora la auditoría confirma que uno de cada diez empleados en la administración sanitaria de los veteranos (VHA, por su siglas en inglés) recibió instrucciones para modificar los datos en el sistema y recoge que en ciertos casos se produjeron “presiones” para utilizar listas no oficiales.

“En algunos casos, hubo presiones a quienes tenían que asignar los turnos para utilizar listas no oficiales o recurrir a prácticas inapropiadas para hacer que los tiempos de espera parecieran más favorables”, señala el documento.

Según la auditoría, el 8 % del personal encargado de asignar las visitas empleó alternativas a la lista de espera electrónica oficial.

La revisión apunta también que “esas prácticas están lo suficientemente difundidas como para requerir a Asuntos de Veteranos que reexamine todo su sistema de gestión de la actuación y, en particular, si las actuales medidas y objetivos de acceso son realistas o suficientes”.

El objetivo actual de una espera máxima de 14 días es “inalcanzable”, afirma el documento, “dada la creciente demanda de servicios y falta de planificación para los recursos requeridos”.

La auditoría indica también que el proceso de solicitud de fecha es “complicado”, lo que provoca “confusión” en los encargados de asignarlas y sus supervisores.

Asimismo, revela que 57.436 veteranos están esperando que se les asigne un turno para visitar a un médico y que a otros 63.869 de los que a lo largo de la última década se han inscrito en el sistema aún no se les ha realizado una revisión.

Además, el presidente del Comité de Asuntos de Veteranos de la Cámara de Representantes, el republicano Jeff Miller, lamentó hoy en una entrevista en la cadena televisiva Fox que el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, “aún no ha respondido” a las preguntas del comité sobre el escándalo en el departamento.