Tráfico | T 50° H 89%

Mundo

El arzobispo de Dublín pide una “investigación completa” de la fosa con restos de niños

WUNI News
06/09/2014 9:20 AM
Actualizada: 06/09/2014 11:59 AM

Dublín, 9 jun (EFE).- El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, pidió una “investigación completa” sobre la muerte de casi 800 niños, cuyos cuerpos están en una fosa séptica cercana a un convento en el oeste de Irlanda, informan hoy medios locales.

Los niños, en su mayoría bebés, fallecieron entre 1925 y 1961, y la fosa está en la localidad de Tuam, en el condado de Galway, y data de 1850.

“Por los indicios que hay, si algo ocurrió en Tuam, probablemente sucedió en otros hogares para madres y niños del país”, señaló Martin, una de las figuras más respetadas de la Iglesia Católica en Irlanda, en declaraciones a la emisora nacional irlandesa RTÉ.

El arzobispo consideró que por ello cree “necesario una investigación completa”.

“No tiene sentido investigar solo lo que ocurrió en Tuam y, el año que viene, averiguar más”, dijo.

Según Martin, es necesario “examinar toda la cultura que rodeaba los hogares de madres y bebés” pues “se habla de que allí se llevaban a cabo experimentos médicos”.

Si bien admitió que se trata de “temas muy complicados y delicados”, el arzobispo de Dublín subrayó: “La única manera en la que saldremos de este particular periodo de nuestra historia es cuando la verdad salga a la luz”.

De momento, el Gobierno irlandés ha pedido a la Policía (Garda) que elabore un informe con toda la información disponible, que se pasará a un grupo interministerial que analiza cuál debe ser el alcance de la futura investigación sobre la fosa de Tuam.

El ministro irlandés de Educación, Ruairi Quinn, expresó hoy su apoyo total a los llamamientos para que se investiguen a fondo esos hogares.

“Creo que los hechos deberían salir a la luz de manera coherente porque algunos de los titulares que han trascendido internacionalmente han sido bastante horrendos y han dado impresiones equivocadas de lo que realmente ocurrió”, opinó.

Una historiadora irlandesa confirmó la semana pasada que podría haber 796 niños enterrados en una fosa sin identificar en lo que antiguamente era un convento católico en Tuam.

Esa historiadora, Catherine Corless, ha descubierto certificados de defunción que indican que cientos de niños yacen en el espacio que ocupaba un tanque séptico del edificio conocido como “El Hogar”, que acogía a madres solteras y que estuvo regido de 1926 a 1961 por la hermandad de monjas del Buen Socorro.

El primer ministro, el democristiano Enda Kenny, ha apuntado a la posibilidad de que la investigación sobre Tuam se extienda a otras casas de acogidas de órdenes religiosas distribuidas por el país.

Etiquetas