Tráfico | T 30° H 74%

Latinoamérica

Escaso ambiente festivo a horas de la llegada de Honduras a Porto Feliz

WUNI News
06/09/2014 2:03 PM

Porto Feliz (Sao Paulo), 9 jun (EFE).- A apenas unas horas de la llegada de la selección de Honduras a Porto Feliz (Sao Paulo), donde se concentrará durante su participación en el Mundial de Brasil 2014, la ciudad amaneció tranquila y con pocos motivos decorativos en alusión a la llegada esta noche de los de Luis Fernando Suárez.

“Es un fallo del que ya nos hemos dado cuenta, se han colocado placas de señalización que son muy pequeñas, no se puede ni leer en movimiento”, contó a Efe Paulo Galvao ex presidente de uno de los equipos de fútbol más antiguos de la ciudad, el Uniao, quien también aseguró que esta situación “ya está cambiando”.

Así, pocas son las banderas que se dejan ver por las calles de Porto Feliz, mucho más dedicada a decorar sus tiendas y casas para animar a la anfitriona Brasil que a la visitante y humilde selección centroamericana, quien pisará hoy suelo brasileño.

No obstante, según los portofelicenses, la llegada de Honduras “revitalizará” la ciudad de 50.000 habitantes en el todopoderoso estado de Sao Paulo que acogerá a 15 de las 32 selecciones del torneo.

“Va a ser bueno para Porto Feliz, va a agitar al comercio estos días, principalmente al turismo, la economía local se va a ver beneficiada por su estancia”, insistió Galvao.

A pesar de la inminente llegada de Honduras, pocos extranjeros se ven en las inmediaciones al hotel que usará la selección en exclusiva o en la zona del centro de entrenamiento en el que se ejercitará a partir de mañana.

Aún así, para Elena Essu, dueña de un comercio local, “la gente del pueblo está muy contenta de recibir a un equipo extranjero” y aunque “se animará primero a Brasil”, los locales “le desean mucha suerte” a Honduras en el torneo que arranca el próximo jueves en Sao Paulo y finaliza el 13 de julio en Rio de Janeiro.

“El hecho de que venga otro país, otra cultura, para nosotros ya es un placer, hace que nos sintamos valorados”, comentó Essu quien vende los típicos “pasteles” brasileños (una masa frita rellena de pollo o queso, entre otros ingredientes) en un puesto callejero desde hace 30 años.

Y aunque el difícil grupo en el que Honduras se disputará el pase a segunda ronda (donde se enfrentará a Francia, Suiza y Ecuador) hace pensar en la imposibilidad de cuajar una buena actuación en el Mundial, los autóctonos de la sede hondureña en Brasil, se agarran a un clavo ardiendo.

“Está claro que Honduras es un equipo humilde pero se han clasificado para la fase final del Mundial y por lo tanto van a darlo todo”, predijo Emerson Stetner vecino de Porto Feliz.

Para Stetner, comerciante de aparatos de sonido, la llegada de los centroamericanos será “bueno para el comercio” y confía en las opciones del equipo porque “nada es imposible”.