Tráfico | T 33° H 92%

Mundo

Hamás responsabiliza al Gobierno de unidad palestino de la crisis salarial

WUNI News
06/09/2014 10:20 AM

Gaza, 9 jun (EFE).- El movimiento islamista Hamás culpó hoy al nuevo Gobierno de reconciliación palestino liderado por el primer ministro, Rami Hamdala, de la crisis salarial en Gaza, donde los funcionarios de Hamás no han recibido sus sueldos del mes de mayo.

“El Gobierno de unidad ha cometido un error en las negociaciones con los empleados y ha descuidado el acuerdo de reconciliación”, opinó el veterano político de Hamás, Jalil Al Hayah, en una conferencia de prensa celebrada hoy en el enclave costero.

El nuevo Ejecutivo y su primer ministro entraron en funciones tras jurar el cargo ante el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, el pasado 2 de junio en Ramala.

Su constitución forma parte de las directrices acordadas entre el partido nacionalista Al Fatah y Hamás en virtud del pacto de reconciliación nacional alcanzado el pasado mes de abril.

“Nunca nos imaginamos que el primer obstáculo a hacer frente en el proceso de reunificación tendría que ver con el sustento de la gente, su comida y sus derechos”, lamentó Al Hayah, quien acusó al Ejecutivo de discriminar entre los empleados de uno y otro signo.

Antes de la violenta toma de control de Hamás sobre Gaza en junio de 2007, la ANP pagaba a sus asalariados en la franja y en Cisjordania.

Tras la toma de los islamistas, Abás destituyó al anterior gobierno de unidad liderado por Hamás que había sido creado tras otro pacto de reconciliación firmado en La Meca en febrero de 2007.

En ese momento, el presidente ordenó a los 70.000 empleados civiles y de seguridad cesar en sus funciones bajo el mandato de Hamás, mientras aseguró el mantenimiento mensual de sus salarios.

“¿Cómo puede ser que el Gobierno de Hamdala pague los sueldos de aquellos que han estado siete años en casa sin trabajar y deje a 50.000 empleados de Gaza sin dinero?”, cuestionó Al Hayah.

De acuerdo al nuevo trato alcanzado entre las dos partes el pasado 23 de abril, el nuevo gobierno tendría como objetivo establecer un comité técnico y financiero para estudiar la cuestión del pago de salarios a los funcionarios.

En este contexto, los empleados de Hamás atacaron y trataron de evitar que sus colegas de Al Fatah obtuvieran el sueldo de los cajeros el pasado jueves, enfurecidos ante la falta de ingresos en sus cuentas.

La policía del movimiento islamista intervino durante los disturbios y obligó a cerrar los principales bancos hasta que la crisis fuera resuelta.

Sin embargo, hasta la fecha no se ha alcanzado ninguna solución y las entidades permanecen clausuradas, afectando económicamente la vida diaria en la franja.

“Solicitamos a Hamdala que no discrimine entre unos y otros trabajadores (…) Y pedimos a Abás que encuentre una salida al problema”, exigió Al Hayah.