Tráfico | T 57° H 89%

Economía

Honduras importará 2.000 toneladas de fríjoles rojos de Etiopía

WUNI News
06/09/2014 1:11 PM

Tegucigalpa, 9 jun (EFE).- El Gobierno de Honduras anunció hoy que comprará a Etiopía unas 2.000 toneladas de fríjoles ante el acaparamiento del grano por parte de algunos sectores del país, lo que ha provocado escasez y alzas en el precio del producto.

El ministro de Desarrollo Económico y Coordinador del Gabinete Sectorial de Desarrollo Económico, Alden Rivera, dijo este lunes que en 15 días se hará “la primera importación de fríjol rojo” desde Etiopía.

La importación se hará para “garantizar el abastecimiento suficiente” del grano en el mercado interno y que llegue a las casas “con un precio justo”, indicó el funcionario en declaraciones a la radio HRN en Tegucigalpa.

El fríjol rojo es alimento básico en la dieta hondureña, y los consumidores han denunciado que en algunos mercados el precio de la medida de cinco libras (2,7 kilos) ha llegado a las 100 lempiras (4,76 dólares), el doble de las cerca de 50 lempiras (2,3 dólares) que costaba antes de la crisis.

Rivera dijo que el Gobierno también comprará fríjoles a los productores locales y los acopiarán en los silos del Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA), cuyo director, Carlos Girón, fue destituido la semana pasada por presuntas vinculaciones con los acaparadores del grano.

El IHMA fue intervenido la semana pasada por orden del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, quien dijo que en ese organismo “había gente confabulada con los acaparadores del grano que abastecían los mercados y centros de abasto en perjuicio de la seguridad alimentaria” nacional.

El funcionario anunció también que el Gobierno hondureño planea invertir este año 1.500 millones de lempiras (unos 71,4 millones de dólares) en la reactivación del sector agroalimentario del país centroamericano.

En las últimas semanas las autoridades hondureñas han decomisado más de 7.700 quintales de fríjol (sacos de 45,4 kilos) y han detenido a un supuesto acaparador del grano tras una recompensa de 4.770 dólares ofrecida por el Gobierno.