Tráfico | T 50° H 94%

Economía | Nacionales

Obama anuncia medidas para aliviar la deuda de unos cinco millones de estudiantes

WUNI News
06/09/2014 6:25 PM
Actualizada: 06/09/2014 7:00 PM

Washington, 9 jun (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy medidas para ayudar a financiar la deuda de unos 5 millones de estudiantes universitarios que tienen préstamos pendientes de pago por sus estudios y aliviar la carga de quienes corren el riesgo de impago.

En una nueva acción ejecutiva que sortea al Congreso, Obama amplió el alcance de una ley de 2010, según la cual los estudiantes sólo tienen que pagar mensualmente un máximo del 10 % de sus ingresos para devolver el préstamo que adquirieron y que perdona la deuda restante cuando el alumno lleva 20 años pagándola.

“En un momento en el que la educación superior es más importante que nunca, también es más cara que nunca (…). Los estadounidenses deben ahora más dinero en préstamos estudiantiles que en tarjetas de crédito”, denunció Obama en un acto en la Casa Blanca.

El 71 % de los estudiantes que logran un título de licenciatura lo hacen con deudas pendientes y la media de lo que debe cada uno de ellos está en 29.400 dólares, según datos de la Casa Blanca.

El plan anunciado hoy, que se espera que esté en vigor para diciembre de 2015, beneficiará a unos 5 millones de estudiantes que no cumplían los requisitos establecidos por la ley de 2010.

La orden firmada este lunes por Obama también permitirá a la Administración renegociar sus contratos con compañías de préstamos “para que proporcionen a los estudiantes el apoyo y la flexibilidad financiera que merecen” y ayudará a difundir entre los jóvenes más información sobre las opciones que tienen para financiar sus estudios.

Al mismo tiempo, Obama instó al Congreso a aprobar una ley impulsada por los demócratas del Senado y que permitiría a unos 25 millones de estadounidenses refinanciar sus préstamos estudiantiles a tasas de interés más bajas, algo que, de acuerdo con la Casa Blanca, podría ahorrar a cada estudiante un total de 2.000 dólares.

Ese proyecto de ley, cuyo voto está previsto esta semana, enfrenta una notable oposición republicana debido a que el coste de rebajar la tasa de interés en los préstamos federales se compensaría con un nuevo impuesto a las grandes fortunas del país.

“Sería escandaloso que permitiéramos que sobrevivan ese tipo de lagunas fiscales para los que son muy, muy afortunados, mientras que los estudiantes están teniendo problemas simplemente al comenzar con sus vidas”, sentenció Obama.

Las medidas anunciadas por Obama fueron criticadas por la oposición republicana, irritada ante la tendencia del presidente de responder con acciones ejecutivas al estancamiento de muchas de sus prioridades legislativas en el Congreso.

“El supuesto cierre de lagunas fiscales de hoy no hace nada para reducir el coste de buscar una educación superior o mejorar el acceso a préstamos estudiantiles federales, y tampoco ayudará a millones de graduados recientes que están sufriendo para encontrar trabajo en la economía de Obama”, dijo el presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner, en un comunicado.

El secretario de Educación, Arne Duncan, reconoció en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que la Administración aún no sabe cuánto costarán las nuevas medidas e indicó que eso se determinará en el proceso de regulación que durará hasta diciembre de 2015.