Tráfico | T 57° H 93%

Fútbol | Latinoamérica

Blatter, sin Dilma Rousseff y con la rebelión de los europeos

WUNI News
06/10/2014 7:30 PM

Sao Paulo, 10 jun (EFE).- El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, a dos días de un Mundial Brasil 2014 marcado por la conflictividad social brasileña, afrontó en Sao Paulo una rebelión de los dirigentes europeos, que pugnan por evitar su reelección en 2015 y colocar en su lugar al titular de la UEFA, Michel Platini.

Y en términos institucionales, como titular de la FIFA, Blatter sufrió el vacío político que provocó la ausencia de la presidenta Dilma Rousseff, en el 64o. Congreso de la FIFA inaugurado en sao Paulo.

La mandataria se quedó en Brasilia con una agenda política con partidos aliados y envió en su lugar al ministro de Deportes, Aldo Rebelo, quien leyó un mensaje en el que la gobernante exaltó el legado de obras públicas dejado por la organización del Mundial.

El 64o Congreso de la FIFA de este miércoles estará marcado por la rebelión anticipada de algunos dirigentes europeos de la UEFA, con el foco puesto en las denuncias de corrupción sobre la posible compra de votos para elegir a Catar como sede del mundial 22.

En un hotel de Sao Paulo, Blatter les dijo a los de la UEFA que su gestión era exitosa económicamente y que tenía el respaldo de la periferia del mundo del fútbol para coronar su gestión.

Es que el lunes, ante dirigentes asiáticos y africanos, Blatter, en el asiento de número uno desde 1998, denunció que existe una intencionalidad de “destruir la FIFA” y les pidió apoyo a su proyecto de reelección.

“Necesitamos cambiar la imagen, sobre todo con estas sospechas de corrupción en la elección de Catar como sede del Mundial 2022″, dijo a periodistas en Sao Paulo la dirigente de la federación noruega Karen Espelund.

El presidente de la UEFA, el exfutbolista francés Michel Platini, participó del encuentro realizado en un hotel de Sao Paulo pero se negó a dar comentarios, en el marco de su estrategia para buscar apoyos que puedan derrotar a Blatter al frente de la FIFA.

“Necesitamos cambiar esta imagen vinculada a escándalo de corrupción”, dijo el presidente de la federación inglesa, Greg Dyke, opositor a Blatter y quien respalda la candidatura de Platini, al llegar a la ceremonia de apertura del Congreso de la FIFA, en el hotel Transamérica de la zona sur de Sao Paulo.

En su discurso de apertura, Blatter pidió dejar de lado las acciones “beligerantes” pero no especificó si su declaración apuntaba a la paz mundial, a la lucha interna en la FIFA o a las manifestaciones y su represión en las calles de Brasil pre-Mundial.

Para demostrar que cuenta con la fuerza de los pequeños, Blatter le recordó a Platini y a los europeos que se rebelaron en Sao Paulo antes del congreso que 207 países están representados, fruto de su trabajo diplomático.

En ese sentido, intentó convocar a Brasil, cinco veces campeón mundial, a sumarse a “la oportunidad extraordinaria” que le generara el evento de la FIFA en términos de imagen mundial, dando por descontado el éxito del certamen.

El Congreso de la FIFA previo a los mundiales es considerado un momento político de envergadura para el presidente de la entidad. Sin embargo, esta vez ninguna autoridad política de peso de Brasil, salvo el ministro de Deportes, participó de la fiesta que incluyó música y danza en una tarde con la garúa (la lluvia fina) característica del fin del otoño paulista.

En el horizonte cercano, la inauguración del Mundial que contará con presidentes invitados por Rousseff, quien según los organizadores no deberá pronunciar discursos, teniendo en cuenta que ella y Blatter recibieron una silbatina en Brasilia el año pasado, en la apertura de la Copa de las Confederaciones.

Etiquetas