Tráfico | T 41° H 93%

Latinoamérica

Colombia abre otra ventana a la paz con el anuncio de diálogo con el ELN

WUNI News
06/10/2014 2:23 PM
Actualizada: 06/10/2014 10:42 PM

Bogotá, 10 jun (EFE).- El anuncio del Gobierno colombiano y la guerrilla del ELN del inicio de unas “conversaciones exploratorias” para un diálogo de paz abrió hoy una nueva ventana de esperanza de finalización del conflicto armado de 50 años en el país.

La posibilidad de negociar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla del país, se comenzó a vislumbrar en agosto de 2012, cuando el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, invitó a ese grupo a sumarse al diálogo que iniciaría en La Habana con las FARC, pero este proceso ha tardado año y medio más en empezar a andar.

Para el presidente, el acercamiento que empezó a gestarse con el ELN, guerrilla de orientación marxista leninista que el próximo 4 de julio cumplirá medio siglo de existencia y que tiene unos 1.500 miembros en sus filas, es un indicio de que el largo conflicto colombiano está llegando a su fin.

“Un proceso integral de paz que incluya tanto a las FARC como al ELN es la mejor garantía para las víctimas y para el país de que este conflicto terminó para siempre y nunca más se va a repetir”, manifestó el presidente en una alocución que dio hoy después de que se anunciara el acuerdo mediante un comunicado conjunto.

Según el presidente, es necesario “tener claro que el conflicto es sólo uno y por eso el proceso para poner fin al conflicto es uno”, es decir que el diálogo con el ELN debe ser complementario del que el Gobierno lleva cabo en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde noviembre de 2012.

“No puede haber dos modelos de dejación de armas, ni dos procesos de refrendación, ni dos ejercicios de esclarecimiento de la verdad”, explicó Santos, quien enmarcó este nuevo proceso dentro la “visión de una paz integral” promovida por su Gobierno.

Poco más se sabe del proceso con el ELN por la discreción con que las partes quieren manejar los diálogos para evitar interferencias.

Según el comunicado, esta fase de conversaciones exploratorias comenzó en enero pasado, “luego de una serie de contactos y reuniones que tuvieron lugar desde el año 2013″, con el propósito de acordar una agenda de negociación que lleve a “la construcción de una paz estable y duradera”.

Entre lo que ya se definió en la agenda, trascendió la presencia de los puntos de “víctimas y participación de la sociedad”, pero los demás temas están por acordar.

Según el mandatario, se ha pactado que las conversaciones se darán “en el exterior, sin cese el fuego bilateral, sin despejar ni un milímetro del territorio nacional y sin desmilitarización de ningún tipo”.

Las delegaciones del Gobierno y el ELN no dieron detalles sobre los equipos negociadores, ni de la sede de un diálogo formal de paz, pero agradecieron “la buena voluntad y el compromiso” de los gobiernos de Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Noruega y Venezuela.

El anuncio fue saludado por distintos sectores políticos del país y organizaciones internacionales.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, confió en que el inicio del diálogo exploratorio “contribuya a terminar con el conflicto armado más prolongado del hemisferio y a construir una paz sostenible para el pueblo colombiano”, según un comunicado de su portavoz.

En vista de que el anuncio se produce cuando faltan sólo cinco días para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en las que buscará la reelección con la bandera de los acuerdos de paz, Santos intentó desmarcarlo del calendario electoral.

Según el presidente, la decisión de informar al país este avance con el ELN la tomó porque el proceso con las FARC “entró en su fase final” después de que las partes acordaran el pasado sábado los “principios para abordar el punto de víctimas”, el más sensible de los cinco de la agenda de negociación que ya produjo acuerdos en los de tierras, participación política y drogas ilícitas.

Queda pendiente además el de “fin del conflicto”, que incluye “la dejación de armas por parte de las FARC” y que empezará a ser tratado por una subcomisión técnica, agregó.

Su rival en las elecciones del domingo, el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, consideró el anuncio una “actitud desesperada” del Gobierno con propósitos electorales.

Zuluaga, apoyado por el expresidente y senador electo Alvaro Uribe (2002-2010), señaló que resulta “sospechoso que a escasos días de la elección el Gobierno en una actitud desesperada utilice la paz para sus procesos electoreros”, y aseguró que eso “es un mal precedente para el país”.

El candidato uribista subrayó que si gana la Presidencia, para dialogar exigirá al ELN las mismas condiciones que ha planteado a las FARC.

Etiquetas