Tráfico | T 55° H 96%

Inmigración

EE.UU. busca albergues para menores indocumentados y empieza a vacunarles

WUNI News
06/10/2014 3:10 PM
Actualizada: 06/10/2014 4:03 PM

Nogales (EE.UU), 10 jun (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos intensificó hoy la búsqueda de albergues para los miles de menores indocumentados llegados al sur del país procedentes de Centroamérica y comenzó a vacunarles para evitar la aparición de enfermedades.

En Nogales, Arizona, un total de 1.118 menores han sido alojados en un almacén de la Patrulla Fronteriza, en el que han dormido en contenedores de plástico arropados con mantas térmicas de aluminio, y en los que usan sanitarios portátiles.

“El problema es que salen pocos y entran muchos”, dijo hoy a Efe el cónsul honorario de Honduras en Arizona, Tony Vanegas, sobre la situación de los niños.

Este almacén, con una capacidad para unas 1.500 personas y al que a diario llegan más menores, servía de estación de paso para indocumentados adultos, generalmente mexicanos, que iban a ser deportados a su país.

El diplomático explicó que se le rompe el alma al ver la situación de estos menores: “Cuando paso por el cerco donde los tienen me gritan ‘¡Cónsul sáquenos de aquí!’, y yo les digo ‘Si yo pudiera me los llevaba a todos ahora mismo’”.

Los menores están llegando a centros de la Patrulla Fronteriza en Arizona y otros estados del país procedentes del sudeste de Texas, donde se ha registrado un espectacular aumento de las entradas ilegales de niños que viajan solos.

A finales de año, si nadie lo impide, el número de niños llegados al sur de Estados Unidos puede ascender a 60.000, según los cálculos de las autoridades.

Ante esta avalancha, el presidente de EE.UU., Barack Obama, reconoció la pasada semana que el país estaba frente a una “urgente crisis humanitaria” y anunció el pasado lunes la creación de un grupo de varias agencias gubernamentales para hacer frente a la masiva llegada de indocumentados, en su mayoría centroamericanos.

Los cónsules de los tres países centroamericanos que tienen niños en este antiguo centro de procesamiento de indocumentados han expresado su inquietud por la situación que están viviendo sus connacionales.

El cónsul de El Salvador en Tucson, Joaquín Chacón, dijo a Efe que esta “bodega improvisada” no está adaptada para acoger a niños durante días y recordó que en su anterior uso estaba ocupada por “personas adultas, en su mayoría de México, que estaban allí por dos días y eran regresadas (a su país). En este caso son menores de edad y el proceso será largo”.

“(Los menores) Se sienten frustrados porque los oficiales en Texas les dijeron que los iban a enviar para Arizona y acá los iban a liberar, y ya llevan cuatro y cinco días allí”, durante los cuales no han visto la luz del día, indicó Chacón.

El cónsul salvadoreño aseguró que las autoridades sanitarias tienen previsto comenzar a vacunar hoy a los menores para prevenir enfermedades, después de las críticas recibidas la pasada semana por poner en libertad a algunos menores en estaciones de autobuses sin que tuvieran una revisión médica ni vacunación.

“Es algo para lo que no estábamos preparados, y lo veíamos venir desde octubre, primero fueron señoras, madres con sus hijos, ahora son directamente niños”, comentó el vicecónsul de Guatemala, Carlos de León.

El almacén ha sido habilitado por la Patrulla Fronteriza este fin de semana para que estuviera más habitable para los menores, que apenas comieron burritos fríos y no se pudieron bañar ni lavar la ropa durante sus primeros días de estancia.

De León señaló que los niños a los que ha entrevistado en los últimos días le dijeron que quieren ver a sus familiares y que valieron la pena todas estas penurias y el riesgo que corrieron durante el cruce fronterizo.

“Muchos de ellos rompen en llanto cuando, a través de los teléfonos de los cónsules, los comunicamos con su familiar”, subrayó.

Por su parte, Andrés Adame, portavoz de la Patrulla Fronteriza, explicó a Efe que los menores de la bodega de Nogales “tienen camas, comida y hasta un lugar para jugar”.

Añadió que la Patrulla Fronteriza sólo está albergando a estos menores mientras son procesados y posteriormente entregados a la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), que los envían a un albergue para continuar con el proceso de reunificación familiar o definir su situación migratoria.

“El problema es que no sólo los albergues de Arizona están llenos, no hay espacio en los albergues de todo el país”, indicó el vicecónsul de Guatemala.