Tráfico | T 52° H 100%

Latinoamérica

El vicepresidente argentino critica que el juez no investigue a grandes empresarios

WUNI News
06/10/2014 12:31 PM

Buenos Aires, 10 jun (EFE).- El vicepresidente argentino, Amado Boudou, criticó hoy que el juez encargado de la causa en la que está imputado por presunta corrupción, ponga a funcionarios “bajo la picota”, pero no investigue “a ningún empresario grande”.

Boudou prestó declaración este martes ante el magistrado Ariel Lijo, en el marco de la causa que investiga la presunta compra ilegal de la imprenta de papel moneda Ciccone Calcográfica cuando era ministro de Economía (2009-2010).

“Ayer fue un día donde pude dar explicaciones de todos los puntos de la acusación. Las respuestas estaban en el propio expediente. Me parece que quedó en claro que hay un análisis muy sesgado de todas las pruebas”, indicó hoy el vicepresidente en declaraciones a una radio local.

Boudou, que atribuye las acusaciones a una campaña orquestada por la prensa enfrentada con el Gobierno, criticó también la existencia de filtraciones a los “medios hegemónicos”, “que cuentan detalles mínimos y nunca se pusieron detrás de la ruta del dinero”.

“El juez muchas veces se pasa investigando una boleta de 200 pesos (24 dólares) de luz y gas y no se puso a investigar ni un segundo la ruta de 50 millones de pesos (unos 6 millones de dólares). Es llamativo, los funcionarios bajo la picota y ningún empresario grande investigado”, aseveró.

El vicepresidente señaló la actuación del juez Lijo en relación a los dueños de la imprenta como la “parte oscura del expediente”, ya que “los pasa de imputados a testigos reservados, y de testigos a querellantes, con lo cual tuvieron acceso a todo el expediente y pudieron armar sus demandas contra el Estado”.

También aseguró que el Fisco argentino “siguió un camino correcto en todo lo que hizo y tuvo una actuación acorde con la ley y sus políticas” durante el rescate de la empresa.

Boudou había solicitado grabar su testimonio ante el tribunal como “acto de defensa” pero Lijo rechazó la petición, ante lo cual el vicepresidente optó por divulgar una transcripción escaneada a través de su cuenta de la red social Facebook.

Tras comparecer durante ocho horas, Boudou aseguró que pedirá ampliar su declaración lo más pronto posible.

El auto de citación del juez acusa al vicepresidente de haber comprado, a través de testaferros y junto al empresario José María Núñez Carmona, al parecer amigo suyo, la imprenta de papel moneda Ciccone Calcográfica, que tenía contratos con el Estado.

Boudou, de 51 años, dejó la cartera de Economía tras las elecciones de 2011 para ocupar la Vicepresidencia, pero las denuncias por su presunta implicación en escándalos de corrupción eclipsaron su carrera e hicieron que la presidenta Cristina Fernández lo colocara en un discreto segundo plano.