Tráfico | T 56° H 93%

Inmigración | Nacionales

Unicef pide frenar el fenómeno de los niños migrantes que cruzan solos la frontera de EE.UU.

WUNI News
06/10/2014 6:55 PM
Actualizada: 06/20/2014 1:50 PM

Naciones Unidas, 10 jun (EFE).- Unicef expresó hoy su preocupación por el “aumento sin precedentes” del número de niños no acompañados que tratan de entrar a Estados Unidos a través de la frontera sur y pidió a México y a los Gobiernos de América Central medidas para frenar ese fenómeno.

El director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Bernt Aasen, llamó a los países de origen a hacer “todo lo que esté a su alcance” para dar a los niños “el apoyo, la atención, la protección, la educación y las oportunidades de preparación” que necesitan.

Aasen recordó en un comunicado que, según los datos del Gobierno estadounidense, más de 47.000 niños no acompañados han sido hallados en la frontera suroccidental del país en los últimos ocho meses, casi el doble que entre octubre de 2012 y septiembre de 2013.

Además, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados estima que por lo menos otros 10.000 niños intentarán entrar sin sus padres en los Estados Unidos antes de finales de septiembre.

El responsable de Unicef señaló que “hay pruebas claras y convincentes que demuestran que hay diversos factores de expulsión que explican por qué estos niños se ven obligados a huir”.

“Con frecuencia escapan de la persecución por parte de bandas y otros grupos delictivos, de la brutalidad y la violencia que existe en sus propias comunidades e incluso en sus hogares, así como de una situación persistente de pobreza y desigualdad”, indicó.

Además, consideró “preocupante” el aumento del número de niñas que tratan de entrar en EE.UU., pues ellas y los niños más pequeños “son los más vulnerables y requieren una protección especial”.

Aasen recordó que los menores se embarcan “en viajes peligrosos y que ponen en riesgo sus vidas para buscar fuera de sus países la seguridad y la protección que necesitan”.

“Unicef hace un llamamiento a los Gobiernos de los países de donde huyen estos niños -México, El Salvador, Guatemala y Honduras, todos ellos signatarios de la Convención sobre los Derechos del Niño- para que hagan todo lo que esté a su alcance”, señaló.

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, las autoridades deben guiarse por los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y, sobre todo, “actuar teniendo en cuenta el interés superior del niño”.

Al mismo tiempo, Aasen destacó las labores de socorro llevadas a cabo por el Gobierno de EE.UU. para responder al aumento del flujo de niños en la frontera y pidió “coordinación y cooperación” a todos los países involucrados.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció la pasada semana la formación de un grupo de coordinación entre agencias federales para afrontar la crisis humanitaria creada por el número de niños inmigrantes que cruzan solos la frontera, que se ha disparado este año.

La ley prohíbe al Departamento de Seguridad Nacional deportar a los niños inmigrantes si el país del que proceden no comparte una frontera con EE.UU., por lo que esa sólo es una opción si los menores proceden de México, pero no si vienen de Guatemala, Honduras o El Salvador, como la gran mayoría de los que llegan.