Tráfico | T 30° H 90%

Francisco | República Dominicana

Piden a Medina que solicite al papa enmendar el acuerdo entre el Estado y la Santa Sede

WUNI News
06/11/2014 3:51 PM
Actualizada: 06/17/2014 10:58 AM

Santo Domingo, 11 jun (EFE).- El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue) solicitó hoy al presidente del país, Danilo Medina, que pida al papa una enmienda al Concordato firmado entre el país y la Santa Sede en 1954, al considerar que es un instrumento jurídico “atrasado”, que hace décadas “debió ser revisado”.

Codue hizo la solicitud en un comunicado difundido con motivo de la audiencia de Medina con el papa Francisco, que se celebrará la mañana del viernes en el Vaticano.

La entidad, que agrupa a iglesias protestantes locales, recomendó al gobernante que solicite la enmienda al acuerdo acogiéndose al “Jus Cogens”, una figura jurídica del derecho internacional público que constituye una de las causas de revisión de los tratados.

El presidente del Codue, Fidel Lorenzo Merán, apuntó que la única instancia competente para solicitar la enmienda es el presidente de la República Dominicana en su condición de jefe de Estado.

Lorenzo Merán indicó que el Concordato dominicano “es quizás el único en el mundo que no ha sido revisado”.

En este sentido, expresó que los problemas suscitados respecto al Concordato se deben principalmente a que su articulado no se corresponde con la actual época jurídica nacional e internacional y agregó que la posición jurídica al respecto está en un informe que fue enviado a Medina, quien no dio respuesta.

“Este es un momento estelar, para que el presidente Medina solicite al papa la enmienda al Concordato”, insistió.

El Codue explicó que el papa Francisco ha hecho reformas importantes a las leyes vaticanas que entrarían en contradicción con el Concordato.

Por ello, Codue propone que el país se acoja al “Jus Cogens”, una norma imperativa del derecho internacional público.

Dentro de esas normas del “Jus Cogens” están la autodeterminación religiosa, la libertad de educación, la igualdad de todos ante la ley, principios que obviamente viola el Concordato entre la República Dominicana y la Santa Sede.

Además, recordó que el Tribunal Constitucional de Colombia, en una célebre sentencia del 22 de julio de 1993, declaró inconstitucionales algunos de los artículos del Concordato firmado entre esa nación y la Santa Sede, por lo que constituye un precedente importante para los países de Latinoamérica.