Tráfico | T 60° H 51%

Mundo

El Ejército ruandés pierde 3 soldados en choques con las fuerzas congolesas

WUNI News
06/12/2014 10:42 AM

Kinshasa, 12 jun (EFE).- Tres soldados de las Fuerzas de Defensa Ruandesas (FDR) han muerto en los combates que comenzaron ayer con las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (FARDC), informaron a Efe fuentes del Ejército congolés.

Los enfrentamientos iniciados entre ambos ejércitos en territorio congolés pero muy cerca de la frontera con Ruanda prosiguen hoy con intercambio de disparos y de armamento ligero.

Los cadáveres de los tres soldados han sido recuperados cerca de la frontera de la RDC y Ruanda, tras los enfrentamientos registrados durante la noche.

El Ejército congolés ha registrado solo dos bajas, según el portavoz militar de las FARDC, Olivier Amuli, una cifra inferior a la apuntada ayer por el portavoz del Gobierno de la RDC, el ministro Lambert Mende, quien elevó a seis las víctimas en el bando congolés.

Los combates, que ayer comenzaron en la localidad congolesa de Kanyesheza, muy próxima a la frontera con Ruanda, se desarrollaron esta mañana en Kabagana II, en la misma provincia congolesa de Kivu del Norte.

“Estamos sorprendidos por la provocación de las tropas ruandesas, que han disparado a nuestras posiciones desde su territorio, y nosotros hemos respondido. Si no hubiera existido esta provocación, no se habrían producido estos enfrentamientos desde ayer”, afirmó el portavoz militar del Ejército congolés.

La reanudación de los combates ha ocasionado nuevos desplazamientos de la población civil congolesa.

El Gobierno de Kivu del Norte sostiene que los ataques del Ejército ruandés son un “pretexto” para impedir el retorno a su país del movimiento rebelde Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR).

Este grupo armado presente en el este de la RDC, integrado por miembros del antiguo Ejército ruandés y de la milicia hutu ruandesa “Interahamwe” (responsables del genocidio de 1994), anunció recientemente su intención de poner fin a su lucha armada en el territorio congolés tras más de veinte años.

El Gobierno congolés sostiene que el de Ruanda siempre se ha opuesto al retorno de las FDLR, lo que permitiría pacificar el este del Congo, una región rica en recursos minerales y con una elevada presencia armada.