Tráfico | T 31° H 57%

Economía | Fútbol

La junta de Tailandia fuerza la retransmisión en abierto del Mundial

WUNI News
06/12/2014 2:08 AM
Actualizada: 06/12/2014 1:21 AM

Bangkok, 12 jun (EFE).- La junta militar de Tailandia ha forzado un acuerdo para la retransmisión en abierto de todos los partidos del Mundial de fútbol de Brasil para “restablecer la felicidad” en el país asiático tras el golpe de estado del 22 de mayo, informó hoy la prensa local.

El acuerdo, que prevé que el Canal 5, propiedad del Ejército, emita al menos 38 partidos, fue alcanzado ayer después de que la corte administrativa diera la razón a RS Plc, propietaria de los derechos, en un contencioso con la Comisión Nacional de Radiodifusión, según el diario “The Nation”.

La Comisión exigía la emisión en abierto de todos los partidos a RS, que inicialmente había acordado ceder las imágenes de solo 22 encuentros -incluidos el inaugural y la final- a otros canales estatales, el 7 y el 8, y dejar el resto en su sistema de pago.

Los detalles del acuerdo se expondrán hoy en una rueda de prensa convocada bajo el lema “TV5 devuelve la felicidad a los tailandeses en unión con el espíritu del Mundial”.

El organismo gubernamental justificaba su posición en base a una orden suya de 2012 que considera de interés general siete eventos deportivos, entre ellos los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol, de la que el operador se defendía por haber firmado el contrato con la FIFA con anterioridad, en 2005.

Según los medios locales, RS habría pedido a la Comisión una compensación de 700 millones de bat (21,5 millones de dólares o 16 millones de euros) para alcanzar el acuerdo, al estimar que este impedirá la venta de un millón de suscripciones.

En una vista celebrada antes del fallo judicial de ayer el presidente de la Comisión, Natee Sukonrat, dijo que todos los tailandeses deben tener la opción de ver todos los partidos en abierto tal como ha sucedido desde 1970.

La abogada de RS, Supan Sueharn, dijo en cambio que la emisión en abierto de todos los partidos afectaría negativamente al negocio de la compañía y además podría suponer una violación del contrato firmado con la FIFA, por lo que amenazó con no retransmitir ningún partido para evitar daños mayores.

Tras el golpe de estado, el Ejército tailandés ha puesto en marcha una campaña que pretende “devolver la felicidad” a la población, que incluye conciertos, festivales y pases gratuitos de películas de temática patriótica en los cines.

Los militares también han ordenado la congelación de los precios del gas y la gasolina, y el pago de subsidios a los productores de arroz, una medida por la que el Gobierno depuesto fue criticado por “populista” por sus detractores y los partidarios del golpe.