Tráfico | T 51° H 96%

Economía

Los depósitos en el BCE caen un 65 por ciento porque los penaliza con interés negativo

WUNI News
06/12/2014 9:01 AM

Fráncfort (Alemania), 12 jun (EFE).- Los depósitos a un día de los bancos en el Banco Central Europeo (BCE) han caído un 65 % porque la entidad los penaliza, por primera vez, desde ayer con un tipo de interés negativo del 0,10 %.

El BCE informó hoy de que los depósitos bancarios a un día se situaban el 11 de junio en 13.587 millones de euros, el nivel más bajo desde 2011 y frente a los 39.015 millones de euros aparcados el martes.

La entidad monetaria europea redujo con efectos al 11 de junio la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero a un día, en 10 puntos básicos, hasta menos 0,10 %, por lo que penaliza a los bancos que depositen dinero en el BCE.

El tipo negativo se va a aplicar también a las reservas mantenidas que sobrepasen las reservas mínimas obligatorias y a determinados depósitos mantenidos en el Eurosistema, que está formado por el BCE y los bancos centrales nacionales, dice la entidad en su boletín mensual de junio, publicado hoy.

Con esta medida el BCE quiere que los bancos presten a la economía real en vez de aparcar su dinero de forma segura en la ventanilla de la institución monetaria europea.

Otros bancos centrales más pequeños, como el Banco Central de Suecia (Riksbank), el Banco Nacional Suizo y el Banco Nacional de Dinamarca, ya aplicaron esta medida en los primeros estadios de la crisis de endeudamiento de la zona del euro para frenar la apreciación de sus divisas.

El BCE recortó la semana pasada sus tasas de interés rectoras y aprobó medidas para incrementar la relajación de su política monetaria y “respaldar el crédito a la economía real”.

Además de bajar los tipos de interés, el BCE proporcionará a los bancos financiación a más largo plazo -hasta cuatro años- por valor de 400.000 millones de euros con el objetivo de que presten a las empresas y los hogares.

El BCE va a seguir prestando a los bancos toda la liquidez que soliciten en las subastas semanales y suspenderá el drenaje de la liquidez del programa de compra de deuda.

Asimismo, el BCE prepara la compra de bonos de titulización de activos para impulsar el crédito a las pymes.

Estas medidas ya han contribuido a bajar los tipos de interés en el mercado de dinero, la rentabilidad de la deuda alemana a mínimos y las primas de riesgo de los países periféricos de la zona del euro.

El BCE prevé que las medidas aprobadas el pasado jueves “contribuirán a un retorno de las tasas de inflación a niveles más próximos al 2 %”.

En el boletín de junio, el BCE sigue descartando que exista un riesgo de deflación pese a revisar a la baja sus pronósticos de inflación hasta 2016.

“Las expectativas de inflación a medio y a largo plazo para la zona del euro siguen firmemente ancladas en consonancia con el objetivo del consejo de gobierno de mantener las tasas de inflación en un nivel inferior, aunque próximo, al 2 %”, añade el BCE.

La tasa de inflación de los países que comparten el euro cayó en mayo dos décimas, hasta el 0,5 %.

El efecto de la baja inflación es positivo para países como España, que ya han bajado los costes salariales unitarios, porque permite ganar competitividad y cuota de mercado, dijo a EFE el analista de Commerzbank Christoph Weil.

Además, el efecto de la baja inflación sobre el endeudamiento, público y privado, se compensa con los bajos tipos de interés, según Weil.

El BCE prevé una inflación del 0,7 % para este año, del 1,1 % para el 2015 y del 1,4 % para el 2016.

Weil considera que en estos momentos es determinante impulsar el crecimiento de la zona del euro.

El BCE prevé ahora un crecimiento en la zona del euro del 1 % para este año, del 1,7 % para 2015 y del 1,8 % para 2016.

Etiquetas