Tráfico | T 70° H 93% | Powered by Yahoo! Weather

Fútbol | Latinoamérica

Elefantes y Samuráis buscan una ruta que los saque de ‘la era del hielo’

WUNI News
06/13/2014 11:20 AM
Actualizada: 06/13/2014 7:20 PM

Río de Janeiro, 13 jun (EFE).- Los imponentes elefantes de Costa de Marfil y los inquietantes samuráis azules de Japón emprenden este sábado, bajo el calor justiciero de Recife, la búsqueda de un camino que los saque de esa ‘era del hielo’ que ha congelado sus campañas en mundiales y les impide atravesar la frontera de octavos de final.

Costa de Marfil, la selección de oro y verde llega a su tercera copa consecutiva cargando de nuevo la fama de tener un grupo talentoso de jugadores pero incapaz de superar la primera ronda.

En Alemania 2006 sucumbieron en la lucha contra Argentina, Holanda y Serbia-Montenegro; y un poco más de lo mismo en Sudáfrica 2010 al enfrentarse a Portugal, Brasil y Corea del Norte.

Y el equipo del Sol Naciente no parece dispuesto a cargar en Brasil, por quinto mundial consecutivo, el aviso luminoso de ‘animador’ del certamen, ese mismo que lo ha descrito, muchas veces con desdén, como un colectivo exótico y atrevido.

Hasta ahora, Japón alternó las eliminaciones en la fase de grupos en las copas de 1998 y 2006, con la clasificación a octavos de final en las de 2002 y 2010. Pero quiere más, con el argumento del bagaje recogido durante la masiva invasión de sus jugadores al fútbol europeo.

Didier Drogba, Didier Zokora, así como los hermanos Kolo y Yaya Touré suman 133 años y toneladas de experiencias en sus clubes pero saben que tras este Mundial su generación de oro no tiene mañana.

“Estamos más cerca del fin que del principio”, declaró el defensor del Liverpool inglés de 33 años Kolo Touré antes de abandonar con su equipo la concentración en Aguas de Lindóia rumbo a la calurosa Recife.

Drogba, de 36 años, será por tercer Mundial seguido la principal carta del plantel marfileño, a pesar de su temporada irregular debido a una serie de lesiones, en el Galatasaray turco.

Yaya Touré, de 31, llega también a su tercera cita mundialista y es quizá el que más ha crecido futbolísticamente. Su gran momento lo ratificó al ser protagonista del Manchester City en la conquista de la Liga Premier, pero hasta hoy sigue en duda su debut debido a una molestia muscular.

Tras 106 partidos, el centrocampista Didier Zokora, de 33 años, es el que más veces vistió la camiseta de la selección marfileña.

A pesar de los decepcionantes resultados en torneos internacionales, Costa de Marfil sigue teniendo las mejores individualidades del fútbol africano aunque al entrenador Sabri Lamouchi le preocupe más privilegiar el juego de conjunto.

El ataque con Drogba y Salomon Kalou sigue metiendo miedo, con la asistencia permanente por las bandas del escurridizo mediapunta Gervais Yao Kouass, más conocido como Gervinho.

En la mitad de la cancha los todoterreno Didier Zokora y Yaya Touré y metros atrás, como dos enormes rocas obstaculizando el paso de los adversarios, los centrales Emmanuel Eboué y Kolo Touré.

Tras el anfitrión, Brasil, la selección de Japón fue la primera en clasificarse a la vigésima edición del Mundial que comenzó ayer.

El italiano Alberto Zaccheroni, que llegó al banco en 2010, ha imprimido agresividad en ataque y solidaridad entre líneas a un grupo que tuvo dificultades en principio para digerir sus conceptos.

El relevo generacional en el equipo se ha dado con buenos resultados tras la retirada de los talentosos centrocampistas Hidetoshi Nakata y Shunsuke Nakamura.

El nuevo referente del fútbol nipón, es Keisuke Honda, una figura atípica en su país pues mide 1,82 metros, y aún así tiene una rica técnica que le torna hábil, veloz, preciso en el pase y con un golpe de pelota letal, especialmente a la hora de ejecutar tiros libres.

Con 27 años, Honda, el creativo, ya demostró su valor desde que debutó en el Nagoya Grampus japonés y al emigrar al CSKA de Moscú, que lo llevó a la vitrina de la Liga de Campeones. Luego dio un salto de calidad al enrolarse en las filas del Milán italiano.

Metros más adelante, abiertos por las bandas, juegan los otros ases de Zacheroni: Shinji Kagawa generalmente toma el callejón izquierdo y el derecho Shinji Okazaki.

La defensa se arma a partir de dos laterales muy fiables en la marca y con recursos para desdoblarse al ataque: Atsuto Uchida por la derecha y por la izquierda Yuto Nagatomo.

El capitán Makoto Hasebe, un auténtico capo en la contención, llegó a ser duda por una lesión en la rodilla derecha, pero jugará.

Hasebe hace sociedad en marca con Yasuhito Endo y los dos presumen de ser los barreminas que facilitan la tarea de los zagueros Yasuyuki Konno y Maya Yoshida.

La única sorpresa fue la llamada a filas del goleador Yoshito Okubo, que a sus 31 años había sido convocado una sola vez por Zaccheroni pero quien finalmente le ha convencido de la necesidad de tener a la mano una carta goleadora.

- Ficha técnica:

Costa de Marfil: Sylvain Gbohouo; Ismael Diomande, Emmanuel Eboué, Kolo Touré, Constant Djakpa; Didier Zokora, Yaya Touré, Lacina Traoré, Gervinho; Didier Drogba y Salomón Kalou. Seleccionador: Sabri Lamouchi.

Japón: Eiji Kawashima; Atsuto Uchida, Yasuyuki Konno, Maya Yoshida, Yuto Nagatomo; Makoto Hasebe, Yahuhito Endo; Keisuke Honda Shinji Okazaki, Shinji Kagawa; y Yoshito Okubo. Seleccionador: Alberto Zacheroni.

Árbitro: Enrique Osses (CHI)

Estadio: Arena Pernambuco, de Recife, con capacidad para 42.583 aficionados.

Hora: 22.00 local (01.00 GMT del domingo)

Etiquetas