Tráfico | T 35° H 89%

Espectáculos | Nacionales

Indiecade, el lugar de la feria E3 en el que todo es diferente

WUNI News
06/13/2014 1:04 AM
Actualizada: 06/13/2014 1:32 AM

Los Ángeles (EE.UU.), 12 jun (EFE).- El ruido y la fastuosidad desplegados por las superproducciones en la feria E3 tiene su contrapunto de reflexión y experimentación en Indiecade, una muestra de ocio interactivo independiente donde se juega a definir el futuro de la industria.

El Festival de Videojuegos Independientes Indiecade acude todos los años a la feria de videojuegos E3 para enseñar propuestas alternativas e innovadoras que surgen muy alejadas de los grandes actores de la industria.

Ni sagas, ni repetición de conceptos, ni marketing, Indiecade tira de creatividad para llenar de aire fresco el Centro de Convenciones de Los Ángeles.

“Creo que la aceptación de los juegos ‘indies’ es una de las principales tendencias actuales del ocio interactivo”, ha sostenido la fundadora de Indiecade, Stephanie Barish.

Microsoft y Sony no asisten imperturtables a este fenómeno, sino que han potenciado -gracias a la distribución digital- que sus consolas Xbox One y PlayStation 4 contengan un amplio catálogo de propuestas independientes.

“Todo ha ido a mejor, hay más reconocimiento para los desarrolladores independientes, los editores están entusiasmados con ellos y es fantástico, el desarrollo ‘indie’ no para de crecer”, ha apuntado Barish.

Por su parte, otro portavoz de Indiecade, Sam Roberts, ha resaltado que la presencia de estos juegos en consolas abre la posibilidad de atraer hacia ellos a personas que hasta ahora no eran proclives a jugar.

Sin embargo, aunque estos títulos alternativos -llamados a cambiar narrativas y dinámicas del juego en el futuro- gocen de aceptación, salud y en ciertos casos incluso de éxito, la comunidad independiente tiene que afrontar ciertos desafíos.

El principal es el de la visibilidad: hoy existen más espacios que nunca para publicar contenidos, pero lograr destacar entre un maremágnum de propuestas que no deja de crecer es complejo.

Roberts ha pronosticado que en los próximos años se implementarán sistemas de recomendación sofisticados que permitan sugerir videojuegos a partir de los gustos musicales, televisivos o cinematográficos de una persona.

Este año, ha relatado el portavoz, Indiecade ha acudido a la feria E3 con una mezcla de propuestas que tienen potencial comercial, pero al mismo tiempo “intentan abrir los ojos hacia tipos inéditos de juegos”.

Una tendencia marcada son los títulos para que varios jugadores jueguen juntos en una misma habitación, en los que la gente “realmente socializa y se preocupa del cara a cara”, ha dicho Barish.

Es el caso de “Paparazzi”, una competición casual entre dos jugadores que se meten en la piel de un cámara y de un famoso: el primero tiene que fotografiar al segundo para ganar dinero y éste hará lo que pueda para escapar y mantener su reputación intacta.

En “Choice Chambers” la interacción es en línea: es un título de plataformas que se retransmite en directo por “streaming” a través de Twitch y cuyo aspecto y dificultad va cambiando en tiempo real en función de lo que los espectadores vayan diciéndole al jugador a través del chat.

Pero no sólo de sociabilidad vive el jugador amante de lo “indie”, como atestigua el videojuego para las gafas de realidad virtual Oculus Rift “Xing: The Land Beyond”.

Se trata de una aventura mística sobre la vida y la muerte que sacó adelante un grupo de tres desarrolladores gracias a la financiación colectiva.

Para los más pequeños ha sido diseñado “Monstermatic”, un videojuego para iPad con el que diseñar simpáticos monstruos que después se pueden convertir en muñecos reales gracias a la impresión 3D.

La propuesta de “Everending Nightmares” es diametralmente opuesta: es una aventura de terror inspirada en la lucha de su creador, Matt Gilgenbach, con un desorden mental.

Con una atmósfera opresiva en blanco y negro que se ve rota por el color rojo de la sangre, el título intenta “recrear el miedo y la desolación” de su creador.

Y lo hace con un personaje que se despierta de una pesadilla y sigue preso en ella.

La desarrolladora Nathalie Lawhead, por su parte, ha ideado “Alienmelon”, un conjunto de nueve juegos “absurdos e incongruentes” que beben del pop art y son de código abierto para que los usuarios puedan modificarlos si lo desean.

Su creadora ha escrito tutoriales para que los jugadores no sólo puedan disfrutar de los títulos, sino que sean capaces de hacerlos por sí mismos.

“El código abierto es responsable de hasta dónde hemos llegado hoy con la tecnología, y esto mismo debería pasar en el arte”, ha reflexionado Lawhead.

Indiecade nunca decepciona.

Etiquetas