Tráfico | T 43° H 80%

Nacionales

Bondarenko y Barshin rozan la leyenda en mejor concurso altura de la historia

WUNI News
06/14/2014 6:31 PM

Redacción deportes, 14 jun (EFE).- El ucraniano Bohdan Bondarenko y el catarí Mutaz Essa Barshim se convirtieron este sábado en los grandes protagonistas de la reunión de Nueva York, sexta prueba puntuable de la Liga de Diamante de atletismo, tras compartir la mejor marca mundial del año en salto de altura con un registro de 2,42 metros.

Tres centímetros menos que el legendario récord del Mundo del cubano Javier Sotomayor, que vio hoy más cerca que nunca la posibilidad de perder la plusmarca que estableció hace ya 21 años cuando saltó 2,45 metros en Salamanca.

De hecho tanto Bondarenko, vigente campeón del Mundo, como Barshim, subcampeón universal el pasado año en Moscú, intentaron hasta en cinco ocasiones superar el tope mundial.

Quien estuvo más cerca fue el catarí Barshim, que en su segunda tentativa sobre los 2,46 metros pareció en disposición de superar el listón, que acabó derribando con el muslo.

Más lejos de la “gloria” pareció el ucraniano Bondarenko, que se llevó por menor número de nulos el triunfo en un concurso, que ya figura como el mejor de la historia, ya que nunca antes dos atletas habían franqueado los 2,42 metros en la misma cita.

Tampoco defraudó la prueba de los 400 vallas, que congregó sobre la pista del Icahn Stadium al podio de los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012 y en la que se impuso el puertorriqueño Javier Culson con un tiempo de 48.03 segundos, la mejor marca mundial del año.

Culson, bronce en Londres, rebajó en más de medio segundo el mejor registro del curso hasta ahora en posesión del estadounidense Michael Tinsley, que hoy debió conformarse con la segunda plaza, mientras que el campeón olímpico, el dominicano Félix Sánchez, finalizó cuarto con un tiempo de 49.09 segundos.

Mejor marca mundial del año que también firmó en la prueba de los 200 metros el jamaicano Warren Weir, que se impuso con un tiempo de 19.82 segundos en una carrera en la que su compatriota Nickel Ashmeade también bajó de los 20 segundos, tras concluir segundo con un crono de 19.95.

Brillantes marcas con las que no pudieron adornar sus triunfos ni el keniano David Rudisha, que se impuso con claridad en los 800 metros, ni el estadounidense LaShawn Merritt, que se alzó con la victoria en los 400 lisos.

Circunstancia que no impidió que Rudisha, vigente campeón olímpico y plusmarquista mundial, se marchase con un excelente sabor de boca de la “Gran Manzana”, donde el keniano logró su primera victoria tras la lesión de rodilla que sufrió el pasado año.

David Rudisha, que no pudo pasar de la séptima plaza hace un par de semanas en el Prefontaine Classic de Eugene (Estados Unidos), se alzó hoy con el triunfo en Nueva York con una marca de 1:44.63 minutos por delante del irlandés Mark English, segundo, y del estadounidense Duane Solomon, tercero.

Una marca que defraudó un poco las expectativas del keniano, que pese a lograr su mejor registro de la temporada, eso sí, a más de cuatro segundos de su récord el mundo -1:40.91-, confiaba en bajar, como el mismo señaló, del 1:44 en la cita de hoy.

Tampoco pudo acercarse, privado de la competencia del campeón olímpico, el granadiense Kirani James, a la mejor marca mundial del año en la prueba de los 400 lisos el estadounidense LaShawn Merritt, que se impuso con un registro de 44.19 segundos.

Veintidós centésimas más que el tiempo -43.97- que el campeón del mundo comparte con Kirani James como mejor registro del año, tras la prueba disputada el pasado mes de mayo en Eugene donde hubo que recurrir a la foto de llegada para determinar el triunfo del granadiense.