Tráfico | T 55° H 94%

Mundo

El conservador Stubb sustituye a Katainen como primer ministro de Finlandia

WUNI News
06/14/2014 7:51 AM

Helsinki, 14 jun (EFE).- Alexander Stubb, actual ministro finlandés de Comercio Exterior, sustituirá a Jyrki Katainen como primer ministro del país para el resto de la legislatura, tras ser elegido hoy presidente del partido conservador Kokoomus en un congreso celebrado en la ciudad de Lahti.

Stubb, un europeísta convencido de 46 años, obtuvo el respaldo de 500 de los 880 delegados conservadores en la segunda votación, en la que se impuso a la ministra Sanidad, Paula Risikko, después de que el tercer candidato, el titular de Asuntos Económicos, Jan Vapaavuori, quedase eliminado en la primera ronda.

El nombramiento de Stubb como nuevo primer ministro le obligará a renunciar a su escaño en el Parlamento Europeo, al que accedió tras ser el candidato más votado de Finlandia en las recientes elecciones europeas.

Después de diez años al frente del partido conservador Kokoomus, Katainen anunció el 5 de mayo su renuncia a la presidencia de esta formación y a la Jefatura del Gobierno para buscar nuevos retos en la política internacional, posiblemente dentro de la UE.

“Es un buen momento para ceder el liderazgo del partido. Siento que es la decisión correcta después de diez años, quiero seguir adelante con mi vida”, declaró entonces a la prensa.

Algunos analistas incluyen su nombre en la lista de candidatos con opciones de formar parte de la próxima Comisión Europea (CE), en la que ya no estará su compatriota Olli Rehn, actualmente comisario de Asuntos Económicos y Monetarios.

Katainen aparece también en las quinielas como posible sucesor de José Manuel Durao Barroso al frente de la CE en caso de que el candidato del Partido Popular Europeo (PPE), el luxemburgués Jean-Claude Juncker, no consiga los apoyos suficientes para ocupar ese cargo en la cumbre europea del 26 y 27 de junio.

Según medios locales, el cambio de primer ministro tras la renuncia de Katainen puede provocar una cierta inestabilidad en la coalición finlandesa, a falta de diez meses para las parlamentarias.

La presente legislatura es inusualmente convulsa para los estándares políticos del tranquilo país nórdico, y los expertos no descartan que finalmente tengan que adelantarse los comicios.

En los últimos doce meses, la ministra de Desarrollo, la ecologista Heidi Hautala, se vio obligada a dimitir acusada de negligencia, y la titular de Finanzas, Jutta Urpilainen, perdió las primarias del Partido Socialdemócrata (SDP) y tuvo que ceder todos sus cargos al nuevo líder del SDP, Antti Rinne.

Además, la Alianza de Izquierdas, el tercer partido con más peso en la coalición gobernante, abandonó el Ejecutivo en marzo y pasó a la oposición, en protesta por el plan de austeridad impulsado por conservadores y socialdemócratas tras dos años seguidos de recesión.

La renuncia de Katainen y el nombramiento como nuevo ministro de Finanzas de Rinne, más partidario de incentivar el crecimiento económico que de ampliar los recortes sociales, obligará al Ejecutivo dirigido por Stubb a renegociar ese plan de austeridad.