Tráfico | T 49° H 100%

Fútbol | Latinoamérica

Ramos dice que cuando falta un extra de motivación pasa esto

WUNI News
06/14/2014 3:21 PM

Curitiba (Brasil), 14 jun (EFE).- Sergio Ramos fue el jugador que asumió la responsabilidad de hablar horas después de la debacle ante Holanda en el estreno en el Mundial 2014 y destacó que “cuando falta un extra de motivación sucede esto”, en relación a la goleada encajada ante Holanda (1-5).

Ramos tomó la palabra como capitán sin brazalete, hizo autocrítica y lanzó la frase más dura de una rueda de prensa compartida con Jordi Alba en la que asumió el protagonismo.

El defensa madridista, voz autorizada del vestuario, cuarto jugador con más partidos en la Roja (117) es un buen termómetro para medir el estado de ánimo de un grupo poco acostumbrado a derrotas tan escandalosas.

“No podemos quedarnos lamentándonos. Estamos todos a una y cuando al equipo le falta un extra de motivación y la suerte que tuvimos en otras ocasiones, suceden cosas así”, admitió. Era el final de una frase larga en la que seguramente le falló el subconsciente y acabó diciendo algo que piensa. Fuera del guión que mostró el resto de su comparecencia, donde miró hacia el futuro con optimismo.

Cada frase del defensa andaluz dejó un titular. “Nos ha costado dormir, no dejamos de pensar en lo que ocurrió ayer pero el fútbol te obliga a pasar página rápido, esperar que fuese un mal día en sentido colectivo. El vestuario está más unido que nunca. Nos invaden las ganas. Estamos llenos de pasión y orgullo. Nos encantaría jugar hoy mismo ante Chile”.

Son momentos en los que este grupo tira de memoria y recuerda que en el camino al éxito ya convivió en la incertidumbre y la crítica. “La clave de este grupo siempre ha sido levantarse en momentos difíciles. Es lo que nos ha hecho campeón de todo. Hay que tirar de orgullo, de equipo e ilusión. No volverse loco por un mal partido ante una selección como Holanda a la que ayer le salió todo”.

El equipo ya no piensa en lo que pudo ser, aunque saben que si David Silva hubiese aprovechado el mano a mano del que dispuso en el minuto 43 todo habría cambiado. “El resultado marca todo. Si se hubiese hecho el segundo gol con la oportunidad de Silva hoy estaríamos hablando de otra cosa”

“Una derrota así evidentemente marca tu vida, tu currículum. Es uno de mis peores partido de mi vida profesional pero no me quedo pensando ni un segundo en el partido, no hay tiempo para lamentarse. Un 5-1 no deja de ser una motivación para el siguiente”.

El grupo tiene el convencimiento de que lo ocurrido no se debe a un desplome físico y apuntan a la cabeza como el principal problema. “Más que físico ayer fue anímico. Cuando recibes el tercer gol evidentemente no tienes la cabeza donde debes tenerla, te sorprende el resultado tras haber tenido el partido en tu mano y te contagia la energía negativa de los once incluido Iker”.

“No hay que excusar ni señalar a nadie, el mister es la mejor persona para hacer cambios o no hacer ninguno y no porque los haga deben quedar señalados jugadores. Tampoco creo que deba cambiar a los once que salieron al campo pero él es el más indicado para saber lo que tiene que hacer”, añadió.

El andaluz admite la crítica aunque está convencido de que “el mayor porcentaje del país mantiene la ilusión” y tienen confianza en que nuevamente se vuelvan a levantar como hace cuatro años. “Estoy convencido de que el 98 por ciento de nuestro país confía en la selección y nos lo hemos ganado en muchos años de trabajo, sacrificio e ilusión”.

“Se puede perder de muchas maneras pero cuando termine el partido de Chile nos tenemos que ir con la cabeza bien alta de haber terminado vacíos y habernos dejado el alma. Sentimos el cariño de la afición y siguen teniendo confianza tras muchos años de victorias y logros importantes. Hemos marcado una época y esa confianza la notamos. Mandamos un mensaje a todo el país, no fue el debut soñado, estamos dolidos pero estamos llenos de motivación y hambre. Sabemos que un Mundial es muy complicado ganarlo”.

Etiquetas